Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asus pisa los talones a Samsung y Apple con sus Zenfone 3

La empresa amplía su mercado ofreciendo móviles de altas prestaciones con precios más económicos que los de la compañía coreana y la estadounidense

Asus Zenfone 3
El nuevo Asus Zenfone 3 Ultra, comparado con el iPhone 6s Plus.

No se le puede negar a Jonney Shih, presidente de Asus, que sabe montar un buen espectáculo sobre el escenario cuando presenta los productos de la compañía. Su estrategia es un humor que logra arrancar carcajadas, y no sólo entre los empleados y los fans de la marca. Cuando hoy ha presentado los nuevos productos de Asus en Taipei (Taiwan) gritaba los precios de cada aparato como si le fuese la vida en ello.

Algo que por otra parte es comprensible. Los tres nuevos teléfonos de los que se compone la gama Zenfone 3 de Asus no tienen precios tan rompedores como los de algunas marcas chinas, pero está claro que la empresa quiere ampliar su mercado ofreciendo móviles de altas prestaciones con precios más económicos que los de Samsung o Apple. De hecho, en la pantalla en la que se proyectaban las imágenes con las especificaciones técnicas de cada modelo se aludía constantemente al iPhone. Incluso en los expositores montados para probar los Asus Zenfone 3 se dejaban ver varios teléfonos de Apple para intentar convencer de que eran superiores las cámaras de los Asus Zenfone 3 Deluxe y el Zenfone 3 Ultra, los dos modelos más avanzados.

El modelo más relevante de los presentados hoy es el Zenfone 3 Deluxe, un aparato que cuesta 499 dólares en su versión con 64 gigas de memoria de almacenamiento. La mínima posible, otro toque de atención a Apple. Su diseño metálico poco tiene que envididiar a los teléfonos más avanzados del mercado como hemos podido comprobar, y la empresa asegura que es el primer teléfono del mundo de diseño metálico con antenas invisibles.

Pero a lo que hay que prestar verdadera atención es a su avanzado procesador Snapdragon S820 de 2.3 Ghz, su procesador gráfico Adreno 530 y sus 6 gigas de memoria ram. Unas características con las que no deben existir problemas para que el teléfono funcione con absoluta fluidez, incluso realizando tareas avanzadas y a pesar de que Asus insiste en seguir utilizando su capa de personalización ZenUI sobrecargada de aplicaciones.

El modelo más relevante es el Zenfone 3 Deluxe, que cuesta 499 dólares en su versión con 64 gigas de memoria

Su pantalla Super Amoled de 5,8 pulgadas tiene una resolución Full HD, algo que probablemente logrará estirar el uso de la batería. Durante el poco tiempo que los periodismos hemos podido tener una toma de contacto con el terminal hemos comprobado que la imagen se ve verdaderamente bien, aunque hemos echado en falta probarla a plena luz del día.

Otro de los componentes que promete es la cámara del teléfono. Sus 23 megapíxeles nos hacen sospechar que utiliza el mismo sensor que Sony estrenó en el Xperia Z5. La luminosidad del objetivo es de f/2.0, una cifra que sin ser nada del otro mundo no está nada mal. Pero la característica estrella de la cámara es su estabilizador óptico de cuatro ejes, una cifra que no habíamos visto en ningún otro teléfono. Este componente promete permitir disparar a velocidades y sensibilidades ISO muy bajas. Algo que siempre es buena noticia en un teléfono al hacer fotos nocturnas.

Si grabamos vídeo, permite hacerlo a resolución 4K, el estabilizador óptico se complementa con uno digital. Si es igual de efectivo que el de los Sony Z5, el teléfono debe poder grabar imágenes casi libres de temblores a pesar de no usar trípode. La cámara también cuenta con controles manuales, aunque no permite captar en principio imágenes en formato RAW.

Otra función que puede resultar curiosa para ciertas fotos en las que no haya motivos en movimiento es la que permite obtener fotos de 92 megapíxeles usando un trípode, aunque es dudoso que sean muchos los que utilicen algo así con frecuencia.

La cámara también presume de un enfoque bastante rápido utilizando tecnología láser y enfoque por contraste. Según la compañía, es capaz de enfocar con una velocidad de 0,03 segundos. La cámara para selfis es de ocho megapíxeles y su objetivo mantiene la luminosidad f/2.

Batería con carga rápida

Otras pistas que denotan que Asus ha intentado que no se eche nada en falta en este teléfono son que cuenta con una batería de 3.000 Mah, dispone de función de carga rápida, utiliza un conector USB-C, admite tarjetas de memoria SD, y un sistema de audio con seis altavoces. Una ficha de especificaciones técnicas que nos hace pensar que si Asus logra una distribución más efectiva que hasta ahora, podría poner en aprietos a Huawei. Pues su estrategia de ofrecer prestaciones de alta gama a un precio relativamente económico es común en ambas, al menos desde la llegada del Zenfone 3.

Asus Zenfone 3 Deluxe. ampliar foto
Asus Zenfone 3 Deluxe.

Pero como hemos dicho el Zenfone 3 Deluxe no ha llegado solo. Ha venido acompañado del Zenfone 3 Ultra, un enorme phablet con características algo inferiores al Deluxe pero con una gigantesca pantalla de resolución 4K y 6,8 pulgadas. Su precio es de 479 euros. El Zenfone 3 estándar se venderá por 249 euros con 32 gigas de memoria de almacenamiento.

Aunque su diseño no es tan sofisticado como el de los otros modelos ni sus prestaciones tan elevadas sus especificaciones son interesantes: equipa cuatro gigas de ram, utiliza un procesador Qualcom Snapdragon 625 de 2 Ghz; un procesador gráfico Adreno 506; su cámara principal usa un sensor de 16 megapíxeles pero conserva el objetivo f/2, el estabilizador óptico, el estabilizador de imagen la grabación en 4K, y una cámara secundaria de 8 megapíxeles; su pantalla es Full HD con tecnología IPS y 5,5 pulgadas de tamaño. También saldrá a la venta con compatibilidad con audio de alta definición, conector USB C, lector de huellas y Android M. Toca esperar para saber la acogida que tienen los nuevos teléfonos de Asus cuando sean lanzados, las versiones que hemos probado no eran definitivas, y si las tres configuraciones llegarán a España con precios atractivos.