Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

China investiga a Baidu tras la muerte de un estudiante

El joven recurrió a un dudoso tratamiento contra el cáncer en un hospital que se anunciaba en el popular buscador

Una mujer camina junto al logotipo de Baidu en su sede de Beijing. Ampliar foto
Una mujer camina junto al logotipo de Baidu en su sede de Beijing. REUTERS

Las autoridades chinas han iniciado una investigación sobre el gigante de Internet Baidu después de la muerte de un estudiante que recurrió a uno de los hospitales recomendados por el buscador para curarse del cáncer que padecía. El tratamiento -una terapia experimental sin resultados probados- no funcionó, lo que ha desatado las críticas de los internautas hacia el gigante tecnológico por permitir que este tipo de tratamientos de dudosa efectividad sigan apareciendo en los primeros puestos del motor de búsqueda.

Wei Zexi, de 21 años, sufría sarcoma sinovial, un tipo raro de cáncer que aparece en el tejido que rodea las articulaciones y afecta habitualmente a las rodillas o a los tobillos. Después de someterse a varios tratamientos de quimioterapia en distintos hospitales y no experimentar una mejora, decidió buscar en Baidu -el equivalente de Google en China- otras soluciones. En los primeros resultados apareció el Segundo Hospital de la Policía Armada de Pekín, que ofrecía una cura basada en el uso de células generadas por el propio sistema inmunitario del paciente.

El centro aseguraba que se trataba de una nueva terapia fruto de una investigación conjunta con una universidad estadounidense, lo que era falso. Wei y su familia pagaron alrededor de 200.000 yuanes por el tratamiento (unos 26.600 euros) y el estudiante falleció el pasado 12 de abril, según explica la agencia oficial Xinhua.

El pasado febrero, al descubrir que el tratamiento estaba resultando inútil, el joven denunció en un foro las malas prácticas del centro y el hecho de que estuviera entre los primeros resultados del buscador. "Baidu, no sabíamos cuánto mal podías hacer", escribió. La publicación de este caso ha provocado la ira de miles de internautas en China y ha forzado a su vez la investigación de tanto la Administración Estatal de Internet como de la Comisión Nacional de Salud.

En Baidu, la diferencia entre los enlaces patrocinados y los que no lo son no está clara

Igual que en Google, gran parte de los ingresos de Baidu dependen de lo que pagan los anunciantes para salir en lo más alto de la búsqueda. Sin embargo, en Baidu la diferencia entre los enlaces patrocinados y los que no lo son no está tan clara. La compañía se ha comprometido a revisar mejor los contenidos de sus anuncios. El regulador de Internet del gigante asiático ha pedido explicaciones por el caso al mismo consejero delegado, Robin Li, según los medios locales. Las autoridades también han iniciado una investigación sobre el hospital en cuestión.

Baidu ya ha pedido disculpas y ha prometido cooperar con las autoridades. Los medios estatales también han cargado contra la tecnológica, a la que han acusado de priorizar el beneficio económico sobre la moral. "Hay hospitales que han obtenido beneficios a costa de matar a pacientes que fueron dirigidos por falsos anuncios, pagados para estar en un rango más alto en los resultados de búsqueda", decía el Diario del Pueblo en un comentario. "Como buscador que lidera la cuota de mercado en China, Baidu sirve como puerta de entrada para la mayoría de los usuarios que quieren buscar información. Pero es aparentemente un conducto de entrada al conocimiento que se ha atascado por el dinero". Las acciones de la compañía, que cotizan en el Nasdaq, se dejaron un 8% tras el anuncio de las pesquisas.

No es el primer episodio que pone en cuestión la ética de Baidu a la hora de gestionar el contenido de sus anunciantes. A principios de año la compañía vendió los derechos de gestión de un foro de afectados por hemofilia a una clínica privada que no tenía licencia y que aprovechaba la plataforma para promocionar sus tratamientos contra la enfermedad. Muchos usuarios pidieron entonces boicotear el buscador, que cuenta con una cuota de mercado cercana al 80%.

Más información