Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un genio de la informática a los 6 años

Ayan Qureshi, de origen paquistaní, es el instalador oficial de Windows más joven, tras superar las mismas pruebas que los adultos para obtener el certificado

Ayan Qureshi, foto proporcionada por su padre.
Ayan Qureshi, foto proporcionada por su padre.

Podría pasar por un niño normal de 6 años de edad, que pide a sus padres el móvil para jugar con él, pero a Ayan Qureshi lo que le fascinan son los ordenadores. Oficialmente, es el instalador de Windows más joven del mundo. Una certificación oficial que Microsoft otorga desde los años noventa a aquellos que pueden dedicarse de manera profesional a su sistema operativo. Sus habilidades van más allá de la instalación y configuración básica. Es capaz de avisar en caso de que Explorer, el polémico navegador de los de Redmond, dé problemas, o quitar un disco duro cuyo contenido esté encriptado con total seguridad.

Según un portavoz de Microsoft, Ayan no recibió ningún tipo de ayuda. Realizó el examen en las mismas condiciones que el del resto de aspirantes que se presentaron a la prueba en Reino Unido. De hecho, consiguió 700 de los 1.000 puntos posibles. Este pequeño genio de la informática vive en Londres desde 2009, pero nació en Lahore, Pakistán, de donde son originarios sus padres.

El crío cumplió 6 años pocos días después del examen, que hizo el pasado 24 de septiembre. Según explica su padre, Asim Qureshi, a The Telegraph, él es, en parte, culpable de sus habilidades: "Solía sentarse a mi lado y observarme atento". Dado su interés, el progenitor comenzó a explicarle los rudimentos del oficio: encender y apagar el ordenador, utilizar el panel de control, conocer los iconos... Así, hasta pasar más de dos horas al día en un improvisado laboratorio de reparaciones informáticas.

Microsoft ha confirmado la historia: "No es fácil aprobar el examen. Cuesta imaginar a alguien de su edad consultando los manuales y haciendo test", asegura un portavoz al diario británico.

Arfa Karim, una niña también de Pakistán, que murió en 2012, consiguió esta misma certificación en 2004, con 9 años. Murió con 16 años tras un episodio epiléptico, y después de que su tratamiento fuera pagado por Bill Gates, el fundador de Microsoft. Pero, a pesar de este logro, el padre de Ayan asegura que prefiere que no ejerza como instalador de Windows y dé prioridad a sus obligaciones escolares.