Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Muchas mujeres abandonan después de la maternidad. Queremos que vuelvan”

Satya Nadella, consejero delegado de Microsoft, pide disculpas al minimizar el problema de la diferencia de sueldos entre hombres y mujeres

Satya Nadella, consejero delegado de Microsoft, durante el encuentro.
Satya Nadella, consejero delegado de Microsoft, durante el encuentro.

La finalidad del encuentro con Satya Nadella, consejero delegado de Microsoft, era hablar de la nube, la gran apuesta de futuro de la empresa, la que le llevó al trono de la compañía fundada por Bill Gates. Sin embargo, el foco de atención de una reunión con un grupo de periodistas en San Francisco se centró en sus declaraciones la semana pasada en una conferencia en Phoenix, cuando minimizó el problema de la diferencia de sueldos entre hombres y mujeres con un “todo llega”, dejando entrever que no había que quejarse, sino dejar estar las cosas.

Su rectificación fue rotunda y contundente. “Ha sido una cura de humildad y he aprendido mucho”, arrancó. “He pasado el fin de semana comprobando los datos de mi empresa y creo que fui poco sensible. Querían que como consejero delegado entendiese el reto que debemos afrontar”.

El directivo se comprometió a actuar para que en Microsoft las mujeres tengan un salario similar al de los hombres por realizar la misma labor. También que la igualdad de oportunidades sea real de cara a ascensos.

Aprovechó para desvelar una de las cifras más esperadas: “En Microsoft, el 29% de los empleados son mujeres, pero solo el 17% están en puestos relacionados con ingeniería”. Este detalle se suele obviar, maquillando las cifras de modo que la mayor parte de las mismas están en producto, márketing, formación, ventas o relaciones públicas. En su opinión, es necesario que sean más mujeres las que sirvan para dar visibilidad a generaciones venideras: “Muchas abandonan después de la maternidad, queremos que vuelvan. Tenemos que hacer que sirvan de inspiración para otras mujeres”. Este anuncio llega en un momento especialmente sensible en Silicon Valley, después de conocerse las facilidades que dan tanto Facebook como Apple para que sus empleadas congelen sus óvulos a cuenta de la empresa.

En Microsoft, el 29% de los empleados son mujeres, pero solo el 17% están en puestos relacionados con ingeniería

Este no fue el único punto polémico del encuentro. También lo fue una afirmación que rompía con años y años de leyenda. “Microsoft ama a Linux”, dijo Nadella, con un corazón uniendo las dos marcas. En este caso el afecto era más que interesado. Se trataba de subrayar la compatibilidad de los servicios en la nube de los de Redmond con todo tipo servidores y aparatos. Esto incluye el Android de Google, el iOS de Apple y los suyos con Windows.