Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rakuten dejará de vender carne de ballenas

El mayor comercio electrónico japonés fue objeto de una campaña de protestas

El mayor portal japonés de comercio electrónico, Rakuten, dejará de vender carne de ballena y delfín, decisión que llega después de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) ordenara a Japón detener la pesca de cetáceos en la Antártida.

La medida, por la cual Rakuten abandonará la venta de este tipo de carne a partir de mayo, también llega después de un reciente informe publicado por la organización ecologista Environmental Investigation Agency (EIA), que atacaba a la web.

El documento explicaba que en junio de 2013 Rakuten presentaba unos 1.200 anuncios en los que ofrecía carne de ballena, unos 28.000 en los que se ofertaba marfil de elefante y calificaba a la empresa como "el mayor mercado en línea del mundo" a la hora de encontrar este tipo de productos.

Al informe le siguió una campaña contra la empresa en redes sociales como Twitter y Facebook.

En el comunicado publicado en su web, Rakuten explica que ha tomado la decisión "de acuerdo al fallo de la Corte Internacional de Justicia del 31 de marzo de 2014", aunque no menciona el informe de EIA ni la campaña de Internet.

La CIJ ordenó hoy a Japón revocar los permisos de caza de ballenas en el Antártico porque no se ajustan a los "fines científicos" que exige la legislación internacional, y que el país asiático esgrimía para llevar a cabo esta práctica.

El fallo, aunque vinculante, no prohíbe de manera total la pesca de ballenas a Japón, que tiene otro programa "científico" en el Pacífico norte y practica la pesca comercial de especies más pequeñas de cetáceos, incluidos defines, en sus costas.

Del mismo modo, tampoco prohíbe la venta de carne de cetáceos, que es legal en el país asiático.

La nueva política de Rakuten abarca no sólo la venta de carne de ballena y delfín, sino también la comercialización de otras partes, incluyendo piel, huesos o apéndices. La empresa ha pedido a los minoristas que retiren de la página los productos afectados por la medida antes del 30 de abril.