Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

¿Lo celebramos?

En lugar de encender la tele por la mañana, nos conectamos a Facebook

Allá por 2004 nació TheFacebook, una red social universitaria. Un año más tarde cambió su nombre a Facebook y comenzó una carrera ascendente por hacer y crear un mundo más interconectado.

De hecho en el año 2010 alcanzó los 500 millones de usuarios y a día de hoy supera los 1.200 millones de personas que deciden usar la red como un canal más de comunicación con amigos, familiares, clientes y personas que comparten gustos e intereses.

Si echamos la vista atrás tan sólo 6 años, nos daremos cuenta de cómo esta red social ha cambiado nuestro día a día. Cuando antes encendíamos la TV por la mañana ahora nos conectamos a Facebook, y esto se repite a distintas horas del día. Facebook ha pasado a ser uno de nuestros compañeros virtuales de nuestra vida.

Pero, ¿para qué usamos Facebook? Son múltiples los usos a nivel personal: mantener el contacto con amigos cercanos y lejanos, localizar antiguos compañeros de colegio, encontrar gente que comparta tus aficiones, organizar eventos, comunicar ideas, ligar…

Pero Facebook también tiene un uso profesional como herramienta de marketing ya sea para encontrar potenciales clientes, intercambiar información entre empresa, dar a conocer un negocio, destacad la marca, usarla como plataforma de comercio electrónico (el llamado F-commerce) o como generador de bases de datos de usuarios.

Seguro que recuerdas los buenos momentos que te ha hecho pasar Facebook, la gente que gracias a él has conocido y en muchos casos los amores que han nacido gracias a esta red.

Sin lugar a dudas, ha marcado un antes y un después en nuestras vidas, y aunque nadie puede saber qué pasara en otros 10 años lo que es seguro es que ha dejado una huella en nosotros y no solo digital.

Hoy son muchas las redes sociales que intentan hacerle competencia como puede ser Google+, que quizá es la que más ha podido acercarse, pero creo que no se trata de competencia sino de diversificación del mercado. Al final, vivimos conectados con varias aplicaciones que cada una cubre un deseo básico del ser humano, de hecho si analizamos la pirámide de Maslow podemos establecer un paralelismo entre las redes sociales y las necesidades básicas del ser humano, donde Facebook se situaría en el tercer nivel:

¿Lo celebramos?

Por lo que, ¿debemos seguir confiando en Facebook como herramienta de comunicación entre personas? Yo sin dudarlo creo que sí, aunque los movimientos que realice Mark Zuckerberg en los próximos años serán los que decidan si Facebook nos acompañará otros 10 años y estemos celebrando su 20 cumpleaños.

Juan Merodio es especialista en redes sociales y márketing 2.0.