Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘Decafón’

El primer móvil de Decathlon es resistente a golpes y temperaturas, con batería que dura días, pero con Android 4.1

Pantalla de cinco pulgadas, a la última. Resistente al agua, caídas, bajas temperaturas, nieve, pisotones… Quechua Phone 5 es robusto y ligero. La cubierta de caucho hace que se pierda el miedo a la hora de usarlo en cualquier situación.

Decathlon, en cuyas tiendas se vende en exclusiva, aunque libre y compatible con cualquier operador, insiste en que será el “4x4 de los móviles”. Lo es, pero no es el más resistente. En cuanto a certificación le gana el Xperia Z1 de Sony o el Galaxy S4 Active de Samsung. Sin embargo, cuestan casi el triple. El diseño y la cámara, por supuesto, lo justifican.

Si algo lo distingue del resto de competidores es una envidiable batería de 3.500 mAh. Si no se abusa, permite pasar el fin de semana alejado del enchufe con tranquilidad. Perfecto para salir al campo, consultar rutas, compartir fotos con la cámara de cinco megapíxeles.

Esas son las grandes virtudes del primer teléfono de Decathlon, el gigante francés del equipamiento deportivo, fabricado por la firma, también gala, Archos, una de las primeras en apostar por los reproductores MP3 y MP4 hace una década. Lo más atractivo es su precio, 229 euros y una batería de excelente rendimiento.

Sin embargo, se ha dejado de lado uno de los aspectos más importantes para los entusiastas de la tecnología, que es la actualización del software. Aunque usa un procesador, no de última generación de 1,2 gigahercios de Qualcomm, y cuenta con un giga de RAM, no se ha contemplado la posibilidad de actualizarlo. Usa Android 4.1, una versión algo antigua y de la que no se puede salir según han confirmado fuentes de la empresa. Un patinazo, sobre todo, si se tiene en cuenta que la versión 4.4, conocida como Kitkat, está pensada para unificar y poner al día a móviles antiguos. Este hecho no importará a los que hagan un uso más básico, pero puede resultar molesto cuando las aplicaciones de Google Play no se adapten bien al terminal o directamente no sean compatibles.

Al menos es un Android limpio, sin capa intermedia. Tan solo se incluye una aplicación propia, Quechua Maps que, gracias a la pantalla de cinco pulgadas sirve para orientarse rápidamente.

El precio, resistencia y la excelente batería siguen haciendo de él un producto atractivo.