Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU advierte que el contenido patrocinado “podría ser ilegal”

El anuncio no es un cambio de regulación sino un aviso a los editores que mezclan la publicidad con la información

La era digital ha cambiado los medios de comunicación y la forma en la que la gente se informa y esta situación llevó ayer miércoles a la Comisión Federal del Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés), encargada de proteger a los consumidores contra publicidad engañosa, a anunciar que “el crecimiento de los anuncios que se camuflan con el resto del contenido, y que parecen noticias reales, en una página web -conocida como contenido patrocinado- podría ser ilegal en algunas circunstancias”.

“Según un informe, el 73% de los editores online permite este tipo de anuncios”, añadió la FTC. Aunque la noticia no indica un cambio de regulación, sí significa un gran paso en "contra de la lucha contra la publicidad ilegal", según los expertos. Los miembros de la Comisión también afirmaron estar preocupados por la rápida expansión de la tecnología y la innovación en las redes sociales en cuanto al intercambio de información y poniendo “patas abajo la publicidad tradicional”.

“Los publicistas han pasado de usar banners a incluir una publicidad que se percibe menos y que, de manera inconsciente, se camufla con el resto del contenido”, explicó la presidenta de la FTC, Edith Ramirez, durante la conferencia de apertura Blurred Lines: Advertising or Content (Límites difusos: publicidad o contenido) , según informó la agencia Reuters.

Ramirez añadió en su discurso que “no estamos contemplando una regulación específica para lidiar con este problema”. “Aunque es importante que la publicidad no engañe a los consumidores con anuncios que asemejan al contenido de la página web que los usuarios están leyendo, ya que se supone que la información procede de una fuente no sesgada y no de una empresa publicitaria”, añadió Ramirez.

Entre los participantes a la conferencia había editoriales, representantes de la industria, defensores del consumidor, académicos y grupos de autorregulación. Con el evento, la FTC trataba de determinar si se necesitan normas específicas para este tipo de publicidad en la Red. El resultado, según la Comisión, puede ser una evaluación más exhaustiva de los contenidos patrocinados.

Según los expertos, algo que podría ser clave a este respecto es la transparencia, “de forma que los consumidores puedan distinguir si un artículo publicado en las redes sociales es una noticia original o publicidad”. La FTC ya habría informado a las compañías que han sobrepasado la línea que separa el contenido editorial y la publicidad imparcial. Según la misma agencia, en junio de 2013, esta comisión informó, mediante carta, a los principales buscadores de Internet que “tuvieran cuidado en distinguir cuidadosamente la publicidad pagada”. Aunque no hacían referencia a un buscador concreto, varios medios estadounidenses han citado a Google, Bing y Yahoo.

En relación a este asunto, en 2009 la FTC montó un gran revuelo cuando en sus estatutos incluyó que los bloggers -personas que escriben blogs- debían informar si la publicidad que incluían en su página web había sido pagada en efectivo o mediante productos de la empresa en cuestión.

La FTC añadió que “el problema más frecuente es que los mensajes y las historias patrocinadas que se comparten en Internet, normalmente, pierden el vínculo de patrocinio. Algo que a veces es deliberado, ya que los publicistas lo que quieren es llegar al mayor número de personas”.