Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El bitcoin se acerca a los 1.000 dólares y luego cae a los 500

La moneda virtual, que en enero valía 20 dólares, se lleva de cabeza a los expertos financieros

Mientras un Comité del Senado de Estados Unidos escuchaba a expertos financieros hablar y responder a preguntas sobre una moneda virtual llamada bitcoin, su valor subía y subía y subía. A medianoche sobrepasaba los 900 dólares en Mt Gox, cuando el mes pasado cotizaba a 200 y, en enero, a menos de 20 dólares. Doce horas después, caía a los 500 dólares.

La moneda virtual, sin amos, bancos centrales o gobiernos detrás para devaluar o especular con la moneda, sube su valor pese a escándalos que le rodean o el desprecio de los analistas financieros más tradicionales. Cada día, el bitcoin es asumido por más gente y por más empresas que lo ven como su moneda transaccional en el comercio electrónico, pero también en el físico, como recientemente ha demostrado un café canadiense con la instalación del primer cajero de bitcoins.

A principios de mes, el consejero delegado de eBay, John Donahoe, dejó caer que su sitio de compra venta de objetos podría en el futuro admitir el bitcoin como moneda de cambio; también el máximo responsable de Paypal, David Marcus, mostró su interés por esta moneda virtual.

Bitcoin es una moneda virtual, cifrada y de circulación P2P desarrollada colectivamente a través de una plataforma open source. Constituye una de las primeras implantaciones del concepto de criptomoneda. Iniciado en 2009 por el enigmático Satoshi Nakamoto, el objetivo del proyecto es crear un sistema monetario descentralizado y seguro, independiente de gobiernos, bancos o empresas de procesamiento de pagos.

El pasado año el Banco Central Europeo emitió un informe sobre el negativo impacto del bitcoin para la reputación de los bancos centrales. Desde que emitió el informe en octubre, la cotización de la moneda virtual se ha multiplicado varias veces.

Esta criptomoneda, al ser de naturaleza descentralizada, no depende de la confianza en ningún emisor central. Esto hace imposible para cualquier autoridad manipular su valor y aumentar su cantidad arbitrariamente para generar inflación.

En octubre, la policía  cerró el sitio de internet Silk Road, donde se vendían drogas y otros productos ilegales que se pagaban con bitcoins. Pese al aparatoso despliegue y, una vez más, lo anuncios de las autoridades monetarias sobre los riesgos del bitcoin, la moneda virtual lejos de caer continuó cotizando al alza.

Representantes de Justicia, autoridades del SEC, el organismo que vigila las bolsas, han pasado por el Senado para dar su punto de vista sobre las monedas virtuales, al igual que el FBI y el Banco Central. En una carta del FBI al Senado, se reconocía que las monedas virtuales ofrecen legítimos servicios financieros, pero que "podían ser explotadas por gente maliciosa".

Actualmente hay 12 millones de bitcoins según Bitcoincharts, y el sistema está pensado para que al final del proceso solo haya 21 millones. Según este sitio, ya hay gente que ofrece sus bitcoins por 945 dólares, aunque con la misma rapidez con que subía la cotización de la moneda, también bajaba. Horas después, el bitcoin caía a los 500 dólares sin que hubiera ninguna explicación convincente ni para la subida ni para la bajada.

 

Más información