Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ask.fm perseguirá el ciberacoso

Una adolescente británica se suicidó a causa de los comentarios recibidos en este servicio

Logo de la red social letona ask.fm
Logo de la red social letona ask.fm

Hannah Smith, una joven británica de 14 años, se quitó la vida el pasado 2 de agosto. Se ahorcó tras no superar la presión sufrida en una red social, Ask.fm. El primer ministro británico, David Cameron, pidió que se boicotease ese servicio y cualquier otro que no asuma responsabilidades. 

El servicio letón ha decidido tomar cartas en el asunto, pero no parece que hayan actuado demasiado rápido. De hecho sus cambios no tienen una fecha concreta de inicio, pero sí se han comprometido a contratar a más personal de seguridad y moderación de comentarios. Dentro de los mismos van a incluir la opción de marcarlos como "insultos o acoso".

En esta misma línea, van a hacer que sea más sencillo desactivar las preguntas anónimas, así como limitar el acceso a los usuarios no registrados. Por último, se pedirá un correo electrónico a aquellos que se dieron de alta previamente sin aportar ese dato.

David Smith, el padre de Hannah, considera que estos cambios son insuficientes: "Creo que llegan demasiado tarde. Y que es poco. Tienen que ir un paso por delante y hacer la red más segura para los chavales", indicó en declaraciones a BBC.

Ask.fm cuenta con 52 millones de usuarios registrados según declararon en una entrevista en mayo. Sirve para hacer encuestas públicas. Se puede sondear la opinión acerca de un libro, una película, o, como hacen muchos adolescentes, la propia imagen. La página se estrenó en junio de 2010 como un clon de la ya extinta formspring.me. Sirve 53 millones de páginas diarias a 6,7 millones de usuarios únicos.

El caso de Smith no es el único. La periodista Caroline Criado-Pérez también recibió un aluvión de mensajes ofensivos a través de Twitter por defender la inclusión de una imagen femenina, la autora Jane Austen, en los billetes 10 libras. El servicio californiano actuó con diligencia.

Tony Wang, responsable de Twitter para Europa, insistió en que los trolls, como se denominan a los que insultan desde el anonimato o intoxican la conversación, tienen los días contados: “Queremos pedir disculpas personalmente a las mujeres que han sido objeto de abuso en Twitter y por lo que han tenido que pasar”. Insiste en que las normas están para cumplirlas para que las normas de Twitter se cumplan.

La última actualización de Twitter el móvil y la tableta de Apple ya incluye la opción de avisar de un abuso. Lo mismo sucede con la versión web para móviles. Se supone que antes de fin de mes funcionará en Android. Hasta ahora era necesario rellenar un formulario.

Más información