Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas pide abrir más frecuencias para generalizar el wifi

Los expertos recomiendan liberar mundialmente las frecuencias de 5150 MHz a 5925 Mhzl

La Comisión Europea ha pedido este jueves que se abra un mayo espectro de radiofrecuencias a la tecnología wifi, con el objetivo de generalizar su uso en la Unión Europea y contribuir a descongestionar otros tipos de conexión a Internet como las redes 3G y 4G.

"La tecnología wifi es un éxito enorme. Es un caso en el que todos ganan. Intentaré que la Comisión ayude a generalizar su uso a través de la liberalización de radiofrecuencias adicionales y de la simplificación de la reglamentación", ha declarado la vicepresidenta del Ejecutivo comunitario y responsable de Telecomunicaciones, Neelie Kroes.

Bruselas valora la capacidad de las redes 3G y 4G para una actividad "verdaderamente móvil", pero lamenta que resulta "demasiado caro" comprar los derechos de utilización del espectro necesario para la explotación de sus redes. Los consumidores asumen precios "importantes" y las redes "ya están congestionadas" en muchas partes de Europa, afirma.

Por ello, considera que la forma en que se comparte la red wifi es un "excelente ejemplo" de cómo mejorar Internet. "Todo el mundo en Europa debe poder beneficiarse de Internet cuando se encuentra fuera de casa o del trabajo", ha afirmado Kroes.

En un estudio del que se hace eco el ejecutivo comunitario, los expertos recomiendan liberar las frecuencias radioeléctricas de 5150 MHz a 5925 Mhz para wifi a nivel mundial y reducir la carga burocrática del despliegue de servicios y redes de descongestión en zonas públicas.

También abogan por continuar reservando las bandas de 2,6 y 3,5 GHz íntegramente para los servicios de comunicaciones móviles y consultar las futuras opciones de concesión de licencias para la banda de 3,5 GHz y otras bandas potenciales de frecuencias para comunicaciones móviles bajo licencia.

Según datos de la Comisión, el 71% del tráfico total sin cables en la UE en 2012 se destinó a teléfonos inteligentes y tabletas que utilizan wifi y se prevé que ese porcentaje pueda aumentar al 78% en 2016.