Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imanol Arias se convierte en soldado

El actor de la serie ‘Cuéntame cómo pasó’ se estrena en el mundo del videojuego interpretando a un soldado norteamericano

El actor Imanol Arias durante la prueba de doblaje de 'Battlefield 4'. Ampliar foto
El actor Imanol Arias durante la prueba de doblaje de 'Battlefield 4'.

La fecha de lanzamiento de la ambiciosa entrega de Battlefield 4 - el 31 de octubre- se aproxima. Por eso, Electronic Arts trabaja desde el jueves en el doblaje en castellano para el que han optado por la potente voz de Imanol Arias. El sorprendente fichaje, apuntan desde la empresa, ha sido fruto del carácter, el timbre y el talento del actor.

La participación del intérprete de series y películas como Cuéntame cómo pasó o La colmena supone su primer acercamiento a la industria del videojuego y al doblaje en esta. "Es un trabajo muy técnico y humilde porque no puedes ni debes transformar nada. Entonces te quitas mucha tontería de 'yo lo haría... No me gusta...'. No, es adaptarte a una historia que tiene un ritmo y unas variantes", explica el propio Arias frente a una de las mesas de mezclas del estudio.

Esta labor es, sin embargo, más compleja que en el universo cinematográfico y televisivo, ya que Arias se enfrenta a un producto aún no finalizado. Durante una larga sesión de unas tres horas, el actor debía reproducir un texto celosamente guardado en secreto por EA, con la única ayuda o guía de las voces de otros actores en inglés o, en el mejor de los casos, la presencia de dos personas enfundadas en trajes de mo-cap o motion capture (captura de movimiento). 

"Me parece muy interesante. Esto es dar un salto más. No sé que será de mi oficio dentro de 50 años, pero seguro que tiene mucho que ver con poner voces y ser un instrumento más de esta segunda pantalla interactiva", vaticina enfundado en pantalón verde oliva, camisa blanca y gorra de la que cuelga el micrófono. Retorciéndose e hiperactivo, prácticamente como si estuviese actuando, Arias se enfrenta a una pantalla negra con unas breves líneas de texto, donde deduce junto a otra empleada qué tono tiene el audio, demostrando las condiciones en las que algunos testers o probadores de videojuegos trabajan en ocasiones.

Imanol Arias posa en los estudios de doblaje. ampliar foto
Imanol Arias posa en los estudios de doblaje.

El desarrollo de Battlefield 4 se ve reflejado también en varias de las innovaciones. Algunas de ellas pasan por el renovado motor gráfico Frostbite 3, que se utiliza tanto en este videojuego como en los futuros Need for Speed Rivals o Command and conquer. "Su característica fundamental es que tiene muchísima más profundidad: los entornos pueden ser mucho más grandes; aumenta la microdestrucción [destrozar o modificar el mapa]...", aclara Daniel Montes, responsable del producto y Marketing de EA.

Esa transformación del mapa, conocida como levolution, estaba ya presente en la entrega anterior, aunque ahora se ha potenciado y permitirá al jugador derribar un rascacielos o se verá obligado a usar "gafas de visión nocturna para continuar si rompes un cuadro de luces porque ya no hay luz en el edificio. El entorno cambio a medida que tú lo vas cambiando". Además, el videojuego cuenta con una función adicional en la que, a través de una segunda pantalla, una tableta o el móvil, se desplegará un menú táctico para apoyo aéreo, entre otras opciones.

A pesar de que la industria del videojuego supera sus cifras de venta cada año -Battlefied 3 vendió cerca de 250.000 copias en España, según Montes- Arias confiesa no ser una persona excesivamente familiarizada con los juegos. "Por generación, he llegado un poco al Fórmula 1 y Fifa porque con los hijos siempre te retas porque crees que sabes más de fútbol que ellos, vas a jugar mejor y luego no es así", se sincera el actor. "Es como Star Trek, si tienes 17 años te la has perdido y si tienes la mía te pilló mayor. Te pilla el momento o no. A mí me tocó Blade Runner, los Pacino y Hoffman en su mejor momento, y creíamos que ser actor era ser como esos locos muy grandes".

Más información