El ‘hacker’ holandés detenido en Barcelona se declara antijudío

Sven Olaf Kamphuis, acusado del mayor ataque a Internet, apoya al presunto terrorista de Boston

Sven Olaf Kamphuis en su página de Facebook.
Sven Olaf Kamphuis en su página de Facebook.

Sven Olaf Kamphuis vivía en un piso repleto de cables, cajas, ordenadores y diversas golosinas tecnológicas. Cuando los agentes le detuvieron, el jueves pasado a las doce del mediodía, tenía la cama deshecha, y sobre el nórdico seguía abierto un ejemplar de la novela Quicksilver, del autor de ciencia ficción especializado en tecnología Neal Stephenson.

El hacker detenido en Granollers (Barcelona), al que se atribuye el mayor ataque informático de denegación de servicios (DDOS) y que se presentó ante la policía como "ministro de Telecomunicaciones y Asuntos Exteriores de la República del Cyberbunker" ha aceptado su extradición a Holanda, según informaron fuentes jurídicas a la agencia Europa Press.

Se declara fan de las furgonetas Mercedes Benz 508, el mismo modelo que llevaba cuando fue detenido

Sven Olaf Kamphuis, de 35 años y natural de Alkmaar (Holanda), fue arrestado el jueves en Granollers (Barcelona) y compareció este sábado ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que le envió a prisión mientras se tramita su entrega a su país de origen, que podría concretarse en un plazo de diez días.

Sven Olaf Kamphuis deja rastro por donde pasa. La última vez que escribió en su cuenta de Facebook, con lugar de residencia en Barcelona, fue el 24 de abril. Ha puesto un “me gusta” en esta página de apoyo al presunto terrorista de Boston, que causó tres muertesv y más d eun centenar de heridos. El hacker holandés asegura que es inocente.

A través de su página en Facebook y en Youtube se sabe que apoya la legalización de la marihuana con fines médicos; también le gusta la música heavy alemana., y no le gustan los judíos, los luditas y la autoridad.

El pirata informático, que aseguró tras su detención ser diplomático, está acusado de llevar a cabo una ofensiva que ralentizó y colapsó Internet en todo el mundo, según informó el Cuerpo Nacional de Policía.

La investigación se inició en marzo cuando las autoridades holandesas detectaron una serie de ataques contra una compañía antispam, que también afectaron a las redes en Estados Unidos y Reino Unido.

Los agentes localizaron al supuesto autor en Granollers y constataron que había estado viajando por España con una furgoneta que utilizaba como oficina informática móvil, dotada de antenas para escanear frecuencias. Sven Olaf Kamphuis es hombre de principios: se declara fan de la furgoneta Mercedes Benz 508, casualmente el mismo modelo de vehículo con el que fue detenido. En marzo, según detalla en su Facebook, sufrió una avería.

Su arresto responde a la ejecución de una orden de detención europea por la que también se registró su domicilio, un "auténtico búnker informático" en el que se intervinieron dos portátiles y documentación, y desde donde incluso concedió entrevistas a medios de comunicación internacionales a raíz de sus ataques informáticos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción