Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cavazzani: “Los juegos son el motor que mueve las tecnologías”

El creador de 'Apalabrados' prepara una reedición de su éxito

Maximo Cavazzani, creador de aplicaciones, en Barcelona
Maximo Cavazzani, creador de aplicaciones, en Barcelona

Hace 27 años nació en Buenos Aires. El juego le ha convertido en un joven rico. Pero Maximo Cavazzani no es un crac del balón, sino de las palabras. Este argentino es el creador de Apalabrados, con más de 10 millones de descargas, un 80% españolas. Cavazzani apostó por un caballo ganador: los juegos. Según un estudio que maneja su empresa, Etermax, con 55 empleados, una de las dos aplicaciones que la gente no está dispuesta a eliminar de su móvil es Apalabrados. Cavazzani visita Barcelona para asistir al eShow, la feria del comercio digital.

Pregunta. Muchos creen que Apalabrados es una cuestión de adicción. ¿Está de acuerdo?

Respuesta. Sí, es una adicción. Es un juego tremendamente social, genera muchas relaciones entre personas y, al ser sincrónico, nos permite dedicar el momento del día más adecuado. Poder jugar a pedacitos también genera mucha adicción.

P. ¿Existe un perfil determinado de jugador?

Habrá una versión más social y adictiva.

R. No realmente, lo que sí tiene es un perfil más amplio. Si bien hay personas de entre 20 y 30 que juegan un montón, también hay una franja de edad más allá que juega.

P. Petición de una adicta. ¿De dónde se puede extraer el significado de las palabras que se dan por aceptadas en el juego?

R. Nosotros empleamos el diccionario de la Real Academia. En algún momento vamos a proveer esa información al jugador, pero básicamente todas las palabras están aceptadas por la Real Academia, cada una con su definición, a excepción de aquellas que permite el juego, como los nombres propios.

P. ¿Cómo recupera Apalabrados al jugador que tira la toalla?

R. Todos los juegos tienen su periodo. Depende de la persona. Hay gente que deja de jugar y vuelve. El juego es como los programas de televisión, tiene su momento. Sin embargo, nuestro mes de más uso fue enero de 2013. Puede dejar de jugar, pero su función social le da siempre un nuevo giro. Los juegos, de todas maneras, son el motor que mueve las tecnologías. Es una de las primeras aplicaciones en cualquier aparato nuevo. Por ejemplo, una aplicación de cámara de fotos no le interesa a todo el mundo; el juego, sí. Para la industria es la forma de probar nuevas cosas.

P. ¿Habrá un Granapalabrados?

R. Llegará un nuevo Apalabrados en los próximos meses. Es una continua evolución, se va a volver más social, más adictivo, se darán nuevas herramientas para aquellos que están aburridos con el juego. La gente que sabe jugar es consciente de que los programas de ayuda, después de cierto nivel, no sirven para nada porque es un juego de estrategia. Te va a permitir encontrar más gente parecida a ti como usuario, y a educarlo. Es una forma de atraer nuevos jugadores o de retenerlos.

P. ¿Teme una querella de Scrabble?

R. No temo ninguna porque hay que entender la ley para darse cuenta de que no tienen base. Hay cosas que se pueden hacer y cosas que no. Nosotros no violamos ninguna marca, ninguna patente, ningún copyright. Si ellos tuvieran una posibilidad, lo harían. Así que no.

P. ¿Llegará Apalabrados a la televisión?

R. Lo estamos analizando, pero eso es todo lo que hay.

P. ¿Cómo va su nuevo juego, Mezcladitos?

R. En los primeros cuatro meses Mezcladitos tuvo el doble de descargas que Apalabrados. Muchos creen que es mucho mejor, otros que no. Tiene sus adeptos, le va muy bien en popularidad. Tuvo mucha repercusión en lugares del mundo donde no llegó Apalabrados, como Brasil. Este miércoles presentamos Bingo Crac, un juego de bingo sincrónico y social en el que tenemos mucha fe. Se jugará en la modalidad europea y americana. Es la cúspide de nuestra investigación en tecnología.

P. ¿Dónde está el negocio?

R. Hay tres: la publicidad, la venta de una aplicación sin publicidad y el freemium, juegos gratis con micropagos, como las monedas de Mezcladitos.

P. ¿Todo tiene que ser gratis en Internet?

R. Creo en el entretenimiento y eso cuesta. Uno paga una entrada del cine y una película en un DVD porque cuesta producirla. Los nuevos modelos permiten que el gratis siga existiendo, pero también que lo paguen los que quieran más. En España ya hay unas 80 personas por día que compran la versión de Apalabrados; y las monedas en Mezcladitos se venden muy bien.

P. ¿Qué aplicación tiene pendiente?

R. En Etermax, nuestra motivación, es ser los mejores. El juego es circunstancial. Hay quien dice que no inventamos nada con Apalabrados…sí, montamos muchas cosas que hacen que ese juego en particular sea popular y otros no.

P. Dicen que se ha hecho millonario…

R. Es una forma de decirlo. Sobre todo en términos de valoración de la compañía.

P. ¿Se vende Apalabrados?

R. En este momento no.