Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guatemala detiene a McAfee

El empresario, investigado por un asesinato, será devuelto a Belice

Guatemala detiene a McAfee

La policía guatemalteca ha detenido a John McAfee, dueño de la empresa de antivirus informáticos del mismo nombre, por entrar ilegalmente en el país. Será devuelto a Belice si así lo decide un juez, donde se le investiga por el asesinato de su vecino norteamericano, Gregory Faull.

"Él entró al país ilegalmente y vamos a expulsarle", dijo el ministro del Interior, Mauricio López Bonilla. No hay ninguna orden de detención internacional contra este empresario de 67 años que huyó de Belice en compañía de su novia, de 20. La policía ha reconocido que McAfee no es el principal sospechoso del crimen.

Los residentes y vecinos de la isla caribeña de Ambergris Caye, donde McAfee ha vivido en Belice durante unos cuatro años, dicen que es excéntrico, impulsivo e inestable, citando su amor por las armas y las jóvenes.

McAfee cree que las autoridades de Belice lo matarán. El primer ministro de Belice ha negado esto y lo llamó paranoico y "loco".

"Es un país salvaje, salvaje", dijo McAfee Reuters en una entrevista en su cuarto de hotel, horas antes de su detención. "Todo el mundo ve una parte de Belice. Ellos piensan que es un lugar maravilloso, tranquilo, encantador, aguas azules, por lo que McAfee tiene que estar loco. Tal vez estoy loco".

En Belice se le veía a menudo con guardaespaldas vestidos de camuflaje, pistolas metidas en el cinturón. El vecino asesinado se había quejado de los ladridos de los perros que custodiaban su complejo junto a una playa exclusiva.

Ya había un caso en contra de McAfee en Belice por la posesión de armas de fuego ilegales y la policía había allanado previamente su propiedad bajo la sospecha de que tenía un laboratorio para drogas sintéticas.

McAfee cree que es perseguido en Belice por no pagar dos millones de dólares al partido del Gobierno. "La falta de comprensión de la gravedad de su solicitud de dinero fue mi gran error", señala McAfee. "Si hubiera sabido eso, tal vez habría dicho, dos millones es demasiado. Vamos a negociar algo. Dar un cheque hubiera sido mucho más fácil".

McAfee ha negado cualquier implicación en la muerte de su vecino. "Tuvimos un desacuerdo sobre un perro. Tenía desacuerdos con todos mis vecinos por mis perros, incluso conmigo mismo. Eran ruidosos. ¿Por qué iba yo a dejar atrás el cuerpo y todas las evidencias?" , se preguntó. "No soy estúpido".