Lenovo pone a dieta al ThinkPad para su 20 aniversario

El fabricante chino renueva su catálogo de portátiles y tabletas

La futura tableta ThinkPad de Lenovo con Windows 8
La futura tableta ThinkPad de Lenovo con Windows 8

La simplicidad es la sofisticación definitiva. Lo dijo Leonardo da Vinci, pero es la cita que toma David Hill para definir el ThinkPad. El distintivo ordenador portátil de color negro opaco que diseñó para IBM, y ahora es propiedad de Lenovo, cumple 20 años. Y para celebrarlo, la firma electrónica china introduce un ultrabook de 14 pulgadas y una nueva tableta que funcionará en la plataforma Windows 8 de Microsoft.

“El cambio no es tan difícil, lo realmente complicado es mejorar lo que ya existe”, comenta en la presentación de los dos dispositivos móviles en el MoMA, el museo de arte moderno neoyorquino. El ThinkPad X1 Carbon es una máquina que como sus predecesoras, responde rápido, es resistente y duradera. Se puede coger de la pantalla abierta sin miedo a que se dañe. La carcasa, en carbono como el que utiliza el Boeing Dreamliner, es rígida.

El MacBook Air, por comparar, da la sensación al cogerlo que tiene una estructura más flexible. Esa robustez que caracteriza desde su origen al ThinkPad provoca el efecto de que sea algo más pesado sus competidores. Sin embargo, pesa lo mismo, 1,35 kilogramos. El ultraportátil se empezará a comercializar a final de agosto en EE UU, a un precio de unos 1.300 dólares. Y a diferencia de sus rivales, junto al Wifi va equipado de 3G y 4G.

La elección del MoMA como escenario de presentación no es casual. Su colección permanente incluye el ThinkPad 701c, más conocido por su teclado mariposa. Lenovo acompaña X1 Carbon Ultrabook con el T430u, más pesado y grueso, con un disco duro de un terabite. Como señala Hill, las dos computadoras están pensadas para para usuarios que demandan un alto nivel de movilidad y rendimiento en el mundo de los negocios.

Dilip Bhatis, vicepresidente de Lenovo responsable de ThinkPad, tiene claro que el ordenador no va a morir. Pero tendrá que coexistir con las tabletas, los teléfonos interactivos y las televisiones inteligentes. “Es un momento especialmente interesante para esta industria”, comenta. El propósito de la sociedad china es lograr un tercio del mercado de computadoras para empresas, un segmento de negocio en el que ya es líder mundial.

Y en este contexto, apuesta en firme por la plataforma Windows 8, por las oportunidades que ofrece para el desarrollo de aplicaciones. Es el sistema operativo que dará vida a la ThinkPad Tablet, que competirá con el Android de Google y el iOS de Apple. La tableta incorpora estilográfica y puerto USB, lo que le permite conectarse a dispositivos como monitores, impresoras o incluso reproductores de CD. También tiene teclado físico.

“Es una tableta muy versátil, que la puede utilizar cualquier persona y que casa perfectamente con cualquier dispositivo o programa que se tenga en la oficina, en casa o mientras se está viajando”, remacha Bhatis. La ThinkPad Tablet, con pantalla de 10,1 pulgadas, cámara frontal y posterior y menos de 600 gramos de peso, empezará a venderse en EE UU en octubre, cuando se lance el Windows 8. Su corazón, como en el portátil, es Intel.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS