Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Intel lanza su primer 'smartphone'

Su entrada en la telefonía es un hito de su historia, excesivamente ligada al desarrollo del ordenador

Xolo X900, de Intel y Lava.
Xolo X900, de Intel y Lava.

Intel ya tiene smartphone y se llama Xolo. Empezará a venderse en la India el lunes, fabricado por el local Lava. El anuncio del smartphone de Intel no es “otro más”. Es un paso histórico en esta compañía, líder absoluta de los chips, similar al que antes dieron, Microsoft entrando en las consolas de videojuegos, o Apple en los reproductores de música y luego en el móvil. Son saltos dados por necesidad, por hacer frente a un futuro que se les escurría.

La alianza entre Intel y Lava se anunció en el Mobile World Congress celebrado en Barcelona en febrero. El Xolo X900 cuenta con el procesador Atom Z2460, que decidirá el éxito o fracaso de este salto. El Atom de 1.6 GHz deberá proporcionar rapidez, capacidad para realizar varias tareas simultáneamente, y ahorro de energía. El Xolo cuenta con cámara de 8 megapíxeles, que permite capturar 10 imágenes en menos de un segundo; pantalla táctil de 4 pulgadas, sistema operativo Android Gingerbread y batería garantizada hasta 5 horas de navegación en 3G, 45 horas de audio y 8 horas en modo de habla. No es para tirar cohetes. Y su precio tampoco: las 22.000 rupias, unos 323 euros, se quedan algo por encima de los smartphones chinos, que se están haciendo con el mercado indio.

Intel va bien, siempre va bien; sin embargo, el crecimiento imparable de los smartphones está arrinconando su dominio en el mundo de los chips. Es el primer fabricante mundial, tanto por unidades como por facturación y en el último trimestre aún aumentó más su dominio, sin embargo cuando se mira la tabla de los chips para móviles, Qualcomm y otros se le ponen por delante.

El anuncio de Xolo, significa hacer frente a un agujero negro que Intel tiene en el sector industrial más dinámico del mundo. Mientras las ventas de ordenadores se atascan o caen en beneficio de tabletas y smartphones, Intel no podía permanecer al margen de esta revolución sin arriesgar su futuro.

El anuncio de Xolo, significa hacer frente a un agujero negro que Intel tiene en el sector industrial más dinámico del mundo

Pero no es un salto que se haga de la noche a la mañana. La expectativa es grande en todo el sector sobre cómo funcionarán los chips de Intel con su nueva arquitectura para aparatos acostumbrados a estar encendidos siempre sin calentarse, y a recibir simples llamadas de voz o escuchar música o incluso recibir o editar vídeos. Tal variedad de servicios han justificado la importancia de los núcleos de los chips; del único se ha pasado al cuádruple en poco tiempo para facilitar el rendimiento según las necesidades, con el consiguiente ahorro de energía. Al jefe de Intel, Paul Otellini, no le gusta hablar de núcleos, pese a fue su empresa quien empezó con ello; pero perdida esa carrera, prefiere anunciar sus nuevos chips de “triple puerta”.

El mercado mundial de semiconductores facturó el pasado año 250.000 millones de euros, un 1,8% más que en 2010, según Gartner. De toda esa facturación el 20,7% correspondió a Intel, el líder indiscutible por duodécimo año consecutivo. Sin embargo su liderazgo alcanzó cotas desconocidas con el 16,5%. Hay que remontarse a 1998 para encontrar algo similar (16,3%).

En la clasificación absoluta de semiconductores le sigue a Intel, Samsung (8,9%), Toshiba y Texas (3,8%), Renesas (3,5%) y en sexto lugar Qualcomm con el 3,3%, pero su crecimiento es del 38,8% y en un año ha saltado de la novena a la sexta posición absoluta.

Intel tiene el 16,5% del mercado mundial de chips, pero Qualcomm lidera el de los móviles con el 30%

Qualcomm en lo que lleva de año ha subido su valor un 25% y ya cotiza por encima de los 66 dólares la acción. Su ascenso bursátil es paralelo al crecimiento de los smartphones y las conexiones 3G y, pronto 4G. Sus chips para aparatos móviles suponen el 60% de la facturación de la compañía. Se encuentran en más de 350 móviles de 50 fabricantes, y otros 400 modelos están en desarrollo. Los móviles iPhone 4S y el futuro 5 de Apple, los de Nokia, Huawei o ZTE, por citar algunos, todos ellos a la venta en China con diferentes operadoras, llevan Qualcomm, lo que quiere decir que su dominio en el mercado irá creciendo aún más. Y también en las tabletas, por ejemplo con el último iPad y en 35 modelos más.

El mundo del smartphone hace tambalear los pilares de un industria muy asentada en los ordenadores. La presencia absoluta de chips de Intel en ordenadores y portátiles, choca con una ausencia grave en tabletas y smartphones, por eso trata de remediarlo con el chip Ivy Bridge para los ordenadpres ultraligeros y su presencia en los móviles con adquisiciones que suplan su grave carencia. En el ultimo año Intel compró la división móvil de Infineon, Nvidia, especialidad en videojuegos, se hizo con Icera, y Qualcomm compró Atheros para afianzar una posición más envidiable en el mundo móvil que la Intel en la de los ordenadores: posee el 30% del mercado.

La transformacioón no es fácil y de ahí las adquisiciones de empresas especializadas en el mundo móvil. Otellini anunció el martes a los financieros que 2012 será esplendoroso para su compañía; pero el funcionamiento de su chips en movilidad es un gran incertidumbre.

En el último año Intel compró la división móvil de Infineon y lanzará pronto chips especiales para ordenadores ultraligeros

El crecimiento de las ventas de smartphones está haciendo imposible satisfacer la demanda de chips. El consejero delegado de Qualcomm, Paul Jacobs, reconoció ayer que sacrificará sus márgenes y aumentará sus costes (un 23% más) para satisfacer la demanda. "La demanda van tan por delante de la disponibilidad que hemos decidido empezar a gastar más dinero para comprar más suministro tan pronto como sea posible". En el tercer trimestre distribuirán 152 millones de chips, cinco millones menos de los presupuestados, pese a ello Qualcomm ganó en el último trimestre 2.223 millones de euros frente a los 999 de un año antes.

Los Snapdragon de Qualcomm han nacido y crecido con la actividad de los móviles y más concretamente con los 3G y ahora 4G. Intel no tienen experiencia y ahora se la juega en el mercado más importante que existe. Y no es el del ordenador. Xolo es solo el comienzo de su reto.