Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaryn Dentzel: “Lo que menos me importa es la web”

El fundador de Tuenti defiende que en España "existe financiación para los buenos proyectos"

Zaryn Dentzel.
Zaryn Dentzel.

Zaryn Dentzel viajó desde Santa Barbara (Estados Unidos) a Extemadura para aprender castellano. Lo aprendió bien, decidió volver a España y montar su negocio: una red social llamada Tuenti que hoy cuenta con 13,5 millones de clientes y emplea a algo menos de 300 personas. Esta semana participa en el Mobile World Congress, la feria más importante del mundo de telefonía móvil, que se celebra en Barcelona. Dentzel ha charlado esta mañana en un desayuno organizado por El Periódico y ha demostrado su apuesta rotunda por el móvil: “Si hoy creas una página web y no piensas primero en el móvil estás equivocado. A mí lo que menos me importa hoy es la web. Llevo meses sin pensar en ella. Lo más importante para nosotros es el móvil”. El CEO y fundador de Tuenti apoya su tesis “en el crecimiento brutal de los smartphones”. La compañía lanzó a mediados de mes su oferta comercial de  móvil con tarifas agresivas de voz y datos.

¿Cómo explica el crecimiento de Tuenti? “Ha habido gente que estaba por la moda de las redes sociales, como Myspace; había otros como nosotros que restringíamos el acceso a la página. Desde el principio hemos tenido una visión muy clara de identidad. Eso es lo que ha hecho Tuenti”. A Dentzel hay muchas personas que le preguntan cómo puede vivir y convivir con Telefónica. La compañía compró la red social por 70 millones de euros en agosto de 2010. Dentzel contesta: “No podemos tener un mejor socio. Han invertido en nosotros”.

Tuenti comenzó sin publicidad. Ahora, hace solo un mes, ha lanzado su propio sistema de publicidad segmentada. El fundador de la red social asegura que estamos en un momento de cambio pero también ante una oportunidad y un riesgo. Y anima a todos los jóvenes a lanzarse y emprender. “Nosotros hemos decidido invertir en tiempos de cambio. Sobrevivimos por la publicidad pero estamos invirtiendo para el futuro. Creo que en España hay un problema de actitud. Considero que la financiación existe y existirá para los buenos proyectos. Hay que mejorar el entorno educativo y cambiar la actitud”. Pase lo que pase en el futuro, este treintañero tiene claro en pocos años habrá una asignatura nueva en las clases: cómo se realizó la digitalización del mundo.