Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía turca arresta a 32 personas supuestamente vinculadas a Anonymous

En un comunicado, el grupo español afirma que la policía miente y niega ninguna relación con grupos terroristas

La policía turca ha anunciado la detención de 32 supuestos miembros de Anonymous en aquel país. Las detenciones se han producido en 12 ciudades y quieren ser una respuesta a los ataques a distintos webs oficiales lanzados por el grupo tras el anuncio de que Turquía instalará filtros en Internet.

Comunicado español

Por otra parte, en un comunicado, Anonymous asegura que la Policía Nacional ha dicho mentiras. Tras considerar que se ha utilizado la detención de tres miembros como una "cortina de humo para desviar la atención de los desalojos de las plazas de las ciudades" con violencia deproporcionada afirma que se usado este episodio para maquillar "una realidad social deplorable de un gobierno ineficaz". Anonymous desmiente que la policía haya desarticulado la cúpula del grupo en España, porque carece de cúpula,y niega que se haya requisado un servidor, "era un pequeño servidor de IRC anexado a los nuestros". "La prensa, los abogados, los profesionales de las tecnologías de la información, los ciudadanos, todos, se han mofado de tales declaraciones dejando en evidencia la ineptitud de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado", También rechaza cualquier relación con grupos terrorista y manifiesta su oposición al empleo de la violencia. El comunicado proclama su defensa de la libertad de expresión ("no atacaremos ningún medio de comunicación") y llama a los ciudadanos a comprometerse, cada cual con su propio nivel de compromiso, en este combate pacífico.

Europa quiere aumentar las penas

Los países de la UE acordaron este viernes endurecer las penas contra aquellos que lleven a cabo ciberataques como los registrados en las últimas semanas contra el Gobierno francés, instituciones europeas y Citigroup. Según Europa Press, la nueva normativa, que tiene que ser aceptada por el Parlamento Europeo, establece que los piratas afronten sentencias de al menos cinco años si se les declarara culpables de causar daños graves a sistemas informáticos.

También habrá penas más severas para los autores de ataques mediante 'botnets' (redes de computadoras infectadas programadas para usar remotamente) y de robos de identidad. Interceptar datos ilegalmente se convertirá en un delito en la UE.

Los 27 estados miembros de la UE también acordaron aumentar la cooperación policial y judicial creando una unidad de cibercrimen que podría unirse a Europol, la agencia policial europea. "Estaremos preparados para tomar medidas en el futuro basándose en el apoyo total de los estados miembros", dijo a periodistas Tíbor Navracsics, ministro de Justicia y Administración Pública húngaro, tras un encuentro con sus homólogos en Luxemburgo.