Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria subasta las frecuencias de móvil para paliar el déficit

El Gobierno espera recaudar de las compañías 2.000 millones en el segundo trimestre con la operación

Las pensiones o el cheque-bebé no son las únicas materias donde el Gobierno ha tenido que dar marcha atrás por la amenaza del déficit. Cuando éste aprieta no queda más remedio que rectificar y...recaudar. Ahora le toca el turno a las compañías de telefonía móvil. El Gobierno va a subastar en el segundo trimestre de este año las bandas de frecuencias que quedan libres tras la implantación de la TDT, en lugar de utilizar el procedimiento de concurso como estaba previsto. Con este modelo, en el que las compañías pujan libremente por hacerse con esas frecuencias y que han empleado países como Alemania, el Ejecutivo espera recaudar entre 1.500 y 2.000 millones de euros.

En concreto, el Gobierno va a recurrir a un procedimiento mixto concurso-subasta para dar salida a 310 megahercios (Mhz) que quedan libres como consecuencia de la reordenación de frecuencias de la anterior generación de telefonía móvil (GSM) y la que han dejado libres los servicios de televisión analógica (el llamado dividendo digital). Sin embargo, solo el 10% de esas frecuencias (20 Mhz) se adjudicarán por concurso, mientras que el 90% restante se subastarán al mejor postor. Hasta ahora, todas las adjudicaciones de frecuencias (telefonía móvil de segunda y tercera generación) se habían realizado por concurso, lo que ha desatado las críticas de quienes señalaban que mientras que las operadoras como Telefónica o Vodafone pagaban miles de millones de euros por hacerse con frecuencias en países como Alemania o Reino Unido, en España le salían prácticamente gratis.

Con todo, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, que ha anunciado la medida en el Congreso Mundial de Móviles (MWC) que se celebra en Barcelona, ha defendido que se ha optado por la subasta porque es "el modelo más transparente" para las operadoras, y que no se pretende un "efecto recaudatorio", aunque ha reconocido que este procedimiento tiene la ventaja "adicional" de llenar las arcas del Erario público. No todo será recaudación, ya que unos 800 millones de euros deberán ser destinados a los costes de transición de la nueva televisión digital terrestre, que obligará, entre otros gastos, a volver a reorientar las antenas y reprogramar los decodificadores. Industria calcula además que las operadoras movilizarán 1.200 millones de inversión y se crearán 40.000 empleos de aquí a 2013.

El anuncio de Sebastián despeja la principal incógnita en materia de telecomunicaciones del actual Gobierno. La explosión de los servicios de datos a través del móvil por la proliferación de nuevos aparatos como los smartphone (teléfonos inteligentes), los portátiles y las tabletas, que precisan de conexión móvil a Internet, ha convertido esas frecuencias en el maná deseado por todas las compañías que temen el colapso de sus redes. Sólo entre 2009 y 2014, el tráfico de datos en redes móviles se multiplicará por 40, según los cálculos de Industria, lo que hace de las frecuencias "oro radioeléctrico" para las compañías

El Gobierno español no es el único que pretende hacer caja a propósito de las frecuencias. El método de la subasta ha sido el empleado por el Ejecutivo alemán, que en 2010 obtuvo 4.384 millones de euros con la operación. Aunque el país germano tiene el doble de población. Telefónica, que opera en Alemania a través de su filial O2, pagó 1.380 millones por un bloque de frecuencias.

En 2005, Industria optó por el concurso en la asignación de frecuencias de 900 Mhz. En 2000 se reprodujo el mismo debate con la asignación de las frecuencias de la tercera generación (UMTS) y mientras las operadoras -entre ellas Telefónica y Vodafone- pagaron miles de millones de euros (más de 8.000 millones solo en Alemania y más de 5.000 en Reino Unido), en España no tuvieron que rascarse tanto el bolsillo ya que apenas tuvieron que aportar 400 millones de euros.

Más noticias sobre el Congreso Mundial de Telefonía en Barcelona