Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Firefox llega al móvil

La versión preliminar del navegador ya está disponible en Android y Nokia

El sistema operativo de Google, Android, ha incentivado la creación de varias aplicaciones sin demasiado control por parte del buscador. Al navegador que viene por defecto en el teléfono se han ido sumando muchos y diversos. Uno de los más populares es Dolphin, con pestañas y complementos, muy parecido al Firefox de escritorio.

Aunque el navegador de la Fundación Mozilla es muy popular en los ordenadores no había terminado de dar el salto a los teléfonos móviles. Desde hace más de un año crearon un navegador llamado Fennec, casi como un prototipo.

Su última versión preliminar -beta en el argot-, la cuarta, es casi definitiva, y, por fin, se llama como el hermano mayor, Firefox. Varias son las diferencias de este programa con respecto a sus competidores en la pequeña pantalla. Por ejemplo: aprovecha la aceleración de hardware del procesador para mejorar el zoom y el desplazamiento en pantalla, gestiona los favoritos y pestañas con facilidad y permite sincronizarlo con el ordenador. Dentro de las novedades está una zona para descargas y otra para complementos del navegador, una de las características favoritas de los usuarios.

La polémica sobre el flash y su alto consumo de batería queda resuelta con facilidad; soporta HTML5, por lo que directamente carga el vídeo en el navegador. La interfaz, clara, prescinde de menús. Para verlos hay que desplazar la página con un leve movimiento en la pantalla y abrir así nuevas pestañas, el historial, los favoritos o la gestión de contraseñas.

En la versión de Android 2.2 destaca por la carga de Java, un 25% más rápido que en la edición previa. Se ha aligerado el peso de la descarga, de 43 a 17 megas. La Fundación Mozilla ha lanzado este mismo programa para Maemo, el sistema operativo de los móviles más avanzados de Nokia. Ambas versiones están disponibles en 10 idiomas.

Esta filosofía de apertura choca con la de Apple y su iPhone, totalmente contraria. Después de dos años en el mercado, y con mucha resistencia por parte de la compañía de la manzana, su tienda de aplicaciones comenzó a ofrecer un navegador alternativo a Safari, el oficial. Opera Mini, muy popular en los móviles Symbian, no es demasiado conocido pero sí destaca por su agilidad a la hora de cargar contenidos.