Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"En Windows Phone 7 todo está pensado de nuevo"

Alfred Astort, diseñador español que ha colaborado en el nuevo sistema operativo de Microsoft, explica sus características

El español Alfred Astort ha sido uno de los responsables del diseño del nuevo sistema operativo para móviles de Microsoft. Lo primero que destaca es que Windows Phone 7 "se ha pensado todo de nuevo", empezando desde cero porque la anterior plataforma se percibía como demasiado anticuada. "Una de las principales características es que el interfaz del móvil permite que la experiencia digital sea limpia y directa. No trata de emular la realidad tridimensional con, por ejemplo, botones en relieve. Se han suprimido todas las decoraciones inútiles o extrañas para destacar lo imprescindible. La tipografía y los elementos gráficos juegan un papel muy importante para crear la jerarquía entre los elementos que presenta la pantalla".

Windows Phone, no podía ser de otra manera, está pensado para usar la nube de Internet (los archivos están en la Red y no en la máquina, accesibles desde cualquier lugar y siempre actualizados). Se podrá bloquear el teléfono en caso de robo y borrar el contenido remotamente. En el terreno de la ofimática, como una sección de Windows Live (Excel, Power Point..), los archivos se podrán sincronizar de tal forma que el acceso a un mismo documento, en su última versión, podrá hacerse tanto desde el ordenador como desde el móvil. La integración fácil con las redes sociales es otro componente del sistema.

"Windows Phone no permite la multitarea si por ello se entiende que puedes tener trabajando varias aplicaciones al mismo tiempo. Pero es multitarea en la medida que permite tener activas dos aplicaciones nativas, por ejemplo audio y cartografía, a la vez. Además, el trámite para ir de una aplicación a otra es tan simple, basta con dar atrás a un botón, que no supone ninguna merma para el usuario el no estar diponiendo al mismo tiempo de todas. Se ha escogido esta opción porque ahorra en batería y porque en el caso de las aplicaciones de terceros no tenemos garantías de que no pudieran interferir en el funcionamiento normal del teléfono".

En la primera versión no hay soporte para una cámara de vídeo frontal que permita la celebración de videoconferencias. Esto queda para futuras versiones, así como el soporte a Flash.

Una señal de que Microsoft no quiere saber nada con su pasado en la telefonía móvil es que las aplicaciones para Windows Mobile no serán compatibles con el nuevo sistema operativo. En la tienda de aplicaciones, que en España se llamará Bazar, habrá de salida unas 500, las básicas. Para desarrollar nuevas aplicaciones, Microsoft propone su propia plataforma gratuita con herramientas. Las más sencillas podrán aprovechar plantillas que trabajan con Silverlight. La intención de Microsoft es que programar aplicaciones para sus teléfonos sea más sencillo que para Android o Apple, verdadero líder en este terreno.

Según Gartner, el sistema operativo de Nokia, Symbian, es el líder con un 41% del mercado.Le siguen RIM (Blackberry) con el 18%; Android (17%) y Apple (14%). A Windows apenas le queda un 5%. Pero los augurios sobre el futuro inmediato no le dan a Microsoft ningún crecimiento en esta cuota.

En los móviles Windows Phone la integración con el mundo de lo productos MIcrosoft, desde la consola Xbox al reproductor Zune, está asegurada.