Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apple solicita una patente para impedir los usos no autorizados de sus teléfonos

Un objetivo es perseguir el disfrute de aplicaciones no admitidas por la compañía

Apple busca más herramientas para combatir los métodos que permiten la ruptura de los sistemas de protección de sus teléfonos para emplear aplicaciones no autorizadas o liberar el mismo para disfrutar de conexión con otra operadora. También el robo. La compañía ha solicitado una patente titulada "Sistemas y Métodos para la identificación de usuarios no autorizados de un dispositivo electrónico," que describe una serie de medidas de seguridad para proteger automáticamente los dispositivos.

Uno de los objetivos es perseguir el llamado jailbreaking, que permite ejecutar aplicaciones no aprobadas por la empresa que produce el sistema operativo. La solicitud de patente se conoce después de que Estados Unidos haya declarado no punible esta actividad.

En la patente, que se presentó en febrero de 2009, se describen las medidas para identificar "las actividades particulares que pueden indicar un comportamiento sospechoso". Estas actividades incluyen la "piratería informática, jailbreaking, desbloqueo, o la retirada de una tarjeta SIM", de acuerdo con la solicitud. Apple tiene la intención de enviar advertencias a los propietarios cuando se detecte ese tipo de actividad. El control de la ocupación de la memoria del móvil podría ser uno de los sistemas empleados.

Para identificar al usuario no autorizado, Apple podría utilizar la comparación de la identidad del usuario actual con las identidades de los usuarios autorizados del dispositivo electrónico. Por ejemplo, una fotografía del usuario actual, una grabación de la voz, el latido del corazón podrían ser comparados con la imagen o los latidos, en caso de disponer de este dato, del usuario autorizado. Apple podría restringir el uso de aplicaciones o borrar datos. Hasta ahora, Apple había sostenido que la inclusión de programas con estas finalidades en los móviles podría perjudicar técnicamente su comportamiento.