Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

India tendrá acceso parcial a la red de las Blackberry

Los servicios de inteligencia podrán interceptar en un primer momento datos que se transfieran a través de la aplicación de mensajería instantánea

Research In Motion, el fabricante de los teléfonos con teclado Blackberry, sabe que India es un mercado importante para su expansión internacional. Y por eso garantizó a los reguladores en Delhi que a partir del próximo mes tendrá un acceso limitado a su servicio de mensajería, no sólo de usuarios particulares, si no también de clientes corporativos.

Las negociaciones entre la compañía y el Gobierno indio continúan, mientras se acerca la fecha guillotina del 31 de agosto para cerrar un acuerdo definitivo que evite el apagón. India, como Emiratos Árabes, Líbano, Argelia o Arabia Saudí, piden acceso a su sistema codificado bajo el argumento de la seguridad , para prevenir acciones criminales y ataques terroristas como el de Bombay.

Según fuentes gubernamentales, sus servicios de inteligencia podrán interceptar en un primer momento datos que se transfieren a través de la aplicación de mensajería instantánea. Para final de año, ese acceso a la red sería completo. El regulador del sector de las telecomunicaciones, entre tanto, ya está comunicando a los operadores de telefonía móvil, como Tata Teleservices, que deben prepararse para "asegurar la intervención legal" de las comunicaciones de las Blackberry.

Es decir, los proveedores de estos dispositivos deben disponer para el 31 de agosto del mecanismo de interceptación necesario. Eso podría poner de nuevo en cuestión la reputación de las Blackberry, que se apoya en su potente sistema de encriptado. Pero India es uno de los mercados con mayor crecimiento en el sector de la telefonía móvil, si no el más. Y de los 41 millones de usuarios de Blackberry, entorno a un millón son clientes indios, por este motivo. ¿Pero a qué precio va abrir RIM su sistema de transmisión de datos?

Francia ya decidió hace tres años prohibir el uso del dispositivo entre sus altos cargos, porque teme que sean objeto de espionaje a través de los servidores que operan desde Canadá, Reino Unido y Estados Unidos. Otro de estos centros de gestión de datos podría funcionar en breve en Arabia Saudí, como remedio para evitar la suspensión del servicio en el país árabe.

RIM reitera que se limita a cooperar con los Gobiernos para ajustar su servicio a la regulación en vigor, y que en ningún momento está ofreciendo la llave para descifrar los mensajes codificados. Pero esos servidores se consideran como una puerta trasera al sistema por la que pueden entrar terceros. La compañía lleva perdido más de un 10% de su valor bursátil este mes.