Google ficha a la agencia de seguridad del Gobierno de EE. UU. para investigar los ciberataques

El acuerdo establece que no se suministrarán datos sobre la navegación de los clientes

Google se alía con la Agencia de Seguridad Nacional (ASN) de Estados Unidos para investigar los ciberataques. Google y la ASN han llegado a un acuerdo para que ésta investigue los ciberataques de que ha sido objeto la compañía desde China. Ambos compartirán información crítica sin, afirma Google, violar las leyes que protegen la privacidad de las comunicaciones. La NSA no tendrá acceso a los contenidos de los correos o a las búsquedas de los internautas.

Google conectó con la agencia gubernamental tras detectar haber sido objeto de un ciberataque desde China que comprometió información de una treintena de compañías. La necesidad de fijar los límites de la investigación de la ASN es lo que ha retrasado la firma del acuerdo.

Más información

La investigación no busca localizar el origen de los ciberataques, tarea muy difícil, sino construir una arquitectura informática más segura y protegida de estos asaltos informáticos, según The Washington Post .

La ASN colabora con las fuerzas armadas, organismos públicos y compañías con el objetivo, según sus estatutos, de impedir el acceso de enemigos exteriores a información sensible

Google intentó un frente común con otras empresas

DAVID ALANDETE

La ASN es la misma agencia que, entre 2001 y 2007, organizó un programa de control y lectura de comunicaciones personales en Internet a sospechosos de terrorismo, sin solicitud previa de autorizaciones judiciales, por orden del ex presidente Bush. En marzo de 2008, Google negó haber participado en aquel programa, a diferencia de diversos proveedores de Internet como AT&T, una empresa contra la que se llegó a querellar una agrupación de defensa de las libertades civiles por ese asunto. Después de sufrir el ataque desde unos servidores chinos, que accedieron a las cuentas de correo de Gmail de diversos activistas tibetanos residentes en EE UU, la dirección de Google intentó crear un frente común con las demás empresas norteamericanas atacadas, entre las que se encontraban Adobe, Northrop Grumman y Dow Chemical. Esa operación no prosperó, y Google decidió solicitar ayuda formal al Gobierno. Hasta la fecha, las compañías informáticas de EE UU han temido que se les asocie con una agencia como ésta, por temor a que los internautas piensen que comparten información privada sobre sus comunicaciones con el Gobierno. A la vez, Google censuró los resultados de su buscador en China durante cuatro años, eliminando términos políticamente incómodos para Pekín, con el fin de conseguir la autorización del régimen para hacer negocios en aquel país.

Lo más visto en...

Top 50