Microsoft no responderá a Google con un nuevo sistema operativo para 'netbook'

Steve Ballmer señala que para combatir la piratería se debe gastar más dinero en crear contenidos asequibles

No hubo ningún gran anuncio como preveían los blogs tecnológicos. Microsoft no va a dar respuesta al Chrome OS, el sistema operativo que lanzará Google en 2010 para ultraportátiles (netbook), creando su propio sistema especial para estos ordenadores con menos capacidad de procesamiento. El consejero delegado de Microsoft, Steve Ballmer, descartó este martes esta posibilidad y afirmó que Windows 7 es perfectamente compatible con los netbook.

"No necesitamos ningún sistema operativo nuevo. Ya tenemos uno", señaló Ballmer en la segunda jornada de la Conferencia Mundial de Socios (Worldwide Partner Conference) que celebra Microsoft esta semana en Nueva Orleans. El máximo responsable de la firma informática indicó que la solución pasa por aligerar el sistema operativo, colgando parte de las aplicaciones en la web, de modo que el sistema funcione más ágilmente. "Ese camino es el que hemos emprendido con Windows 7", indicó.

Más información
Microsoft responde a Google dando gratis Word y Excel

Desilusionando a alguno de sus adeptos y a la mayoría de sus detractores, el cofundador de Microsoft eludió el cuerpo a cuerpo con Google y prefirió centrar su charla en alabar las excelencias de Windows 7, su nuevo sistema operativo. Tan sólo nombró una vez la palabra Google, y fue a pregunta de un socio que le inquirió por la estrategia para frenar a la empresa del buscador. La compañía confía en Windows Azure, su plataforma de servicios web, para combatir a Google, aunque sin renunciar al soporte físico como base para sus programas sean ordenadores de sobremesa o móviles. "La gente con un PC sólo pasa la mitad del tiempo en Internet", dijo aludiendo veladamente a la idea de Google de que los sistemas operativos deben estar enfocados a la web.

Ballmer, como suele suceder en estas reuniones anuales, utilizó su dotes de predicador para intentar convencer al auditorio, compuesto por más de 7.000 responsables de firmas tecnologícas, que aún no hemos tocado fondo, pero que la crisis puede ser una oportunidad siempre que sigan confiando en la innovación. Su tono de evangelización tecnológico no le impidió reconocer que estamos ante la peor recesión en décadas, peor incluso que la Gran Depresión por el agujero financiero que se ha creado en relación al Producto Interior Bruto. "La economía no está en recesión; yo prefiero decir que está en reset", bromeó Ballmer haciendo un juego de palabras, y comparando la situación económica con la reiniciacióin de un sistema informático. En este sentido, indicó que Microsoft ha invertido en un año 9.500 millones de dólares en I+D, de los que más de la mitad se los ha llevado Windows

Su receta para combatir la piratería en el software es realizar un adecuado balance entre la persecución e invertir en plataformas que sirvan contenidos de forma asequible a usuarios. "Hemos aprendido que la gente está dispuesta a pagar por lo que tiene un valor. Tal vez deberíamos gastar más dinero en procurarles esas herramientas en lugar de dedicarlo únicamente a perseguir a los piratas"

Respecto de las consabidas acusaciones de monopolio y su largo historial ante los tribunales, Ballmer indicó que la legislación estadounidense era más previsible y segura que la europea, aunque indicó que siempre han acatado todas las decisiones, incluso aquellas que no comprenden como la de impedir que el sistema operativo llevará incorporado el navegador Explorer.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS