Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pasar música digital al equipo estéreo

La idea de trasladar la colección de música que tenemos en el ordenador al equipo estéreo por lo general surge al darse cuenta de una de estas dos cosas (o de ambas): "Vaya, este disco que acabo de bajarme sonaría mucho mejor si saliese de los altavoces impresionantemente grandes y caros que tengo en el cuarto de estar"; o: "Este piso es demasiado pequeño como para tener montones de carcasas agrietadas de CDs".

Grandes o pequeñas, existen abundantes opciones para escuchar esa lista de reproducción de Green Day o la radio por Internet en toda la casa. Productos nuevos y más baratos hacen que sea más fácil y asequible vivir el sueño de escuchar música sin tener que descargarla. Todos los equipos que se enumeran a continuación cuestan menos de 370 euros y con algunos de ellos ni siquiera se necesita una red wifi, sólo música que se quiera poner bien alta.

¿Tiene wi-fi y estéreo?

Añadir un dispositivo que se llama puente o receptor multimedia a la red wi-fi existente es uno de los métodos más antiguos y comunes de conectar el equipo de música con Internet para que el ordenador pueda usarlo. No importa cuál se compre, en todos funciona el mismo principio: dos pequeños dispositivos (uno conectado al ordenador, otro conectado a una de las entradas del equipo de música) colaboran para enviar música desde la tarjeta de sonido del PC al amplificador y los altavoces.

El uso de un puente multimedia o un router tiene sus pros y sus contras. En la parte positiva, es una solución bastante barata: menos de 75 euros. En la parte negativa, implica apañárselas para incluir el dispositivo en una red sin cables protegida por contraseñas o crear una red nueva.

Para la gente que haga inversiones importantes en música de la tienda de iTunes, la estación base móvil AirPort Express de Apple es una solución habitual. Puede incorporarse a una red inalámbrica e incluso servir de router inalámbrico. Funciona con los sistemas operativos Windows y Mac OS X y tiene una salida de audio en la base. Una vez conectada al equipo de música, la Airport Express traslada la biblioteca iTunes del ordenador al equipo de música.

Sí que hay que volver al ordenador para cambiar la lista de reproducción, lo cual no resulta muy cómodo en una fiesta. Pero con un iPhone o un iPod Touch y el programa gratis Remote de Apple, que se puede conseguir en la iTunes App Store, se puede controlar para volver a reproducirla desde cualquier lugar de la casa.

Para los usuarios de Windows,el WMB54G Wireless-G Music Bridge de Linksys se puede encontrar por sólo 25 euros en Amazon. Se conecta al equipo de música con cables AV normales. Y a la red de la casa sin cables, o con un cable Ethernet. Sin embargo, a diferencia del Airport Express, no sirve de router inalámbrico.

¿Sin red ni estéreo?

Si no le atrae instalar una red o andar hurgando en la que ya tiene, tenga en cuenta la opción sin wi-fi. Un sistema receptor digital como el Xmod Wireless de Creative funciona con Windows y usa su propia conexión directa para trasladar los archivos de audio entre el transmisor Xmod (conectado al puerto USB del ordenador) y el receptor X-Fi (conectado a una entrada de audio del equipo de música).

El Xmod Wirelss, que incluye la tecnología para ayudar a mejorar el sonido, viene con un par de mandos a distancia para controlar la operación en ambos extremos. Y si se prefiere escuchar la música desde el iPod, en lugar de desde el PC ?no sólo sacando de la ecuación la red wi-fi, sino también el ordenador?, Creative tiene otra versión llamada Xdock Wireless. Este sistema usa un iPod como fuente de música.

Sony también se ha metido en el negocio de las descargas musicales con su S-Air Play Music System. Este paquete elimina la necesidad de una red inalámbrica, un ordenador (su fuente es el iPod) e incluso un equipo de música. Pasa la música a un máximo de 10 altavoces estéreo con alimentación autónoma.