Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Bdigital Global Congress

Google te invita a pasear por sus calles

El 70% de la información del buscador se puede ubicar y representar geográficamente

Bernardo Hernández tiene una habilidad, además de ser el español con más responsabilidad en el mundo on line: es capaz de pensar en maps. Allá donde va, su mente dibuja un plano donde toda la información está categorizada e integrada. Todo tiene cabida para el director de marketing de Google Maps y Google Earth: fotografías, información personal, vídeos...

"Los mapas se pueden convertir en una plataforma donde representar una información hasta el 70% está localizada", ha sentenciado Hernández durante su participación en el Bdigital Global Congress de Barcelona.

Google anunció hace unas semanas que Google Earth y Google Maps convergerán en un único producto, la integración es el camino y hoy Bernardo Hernández ha andado por esa senda. Durante unos minutos, más de 400 asistentes han caminado por las calles de San Francisco a través de Street View, el servicio de Google que permite un paseo virtual.

Pero más allá de abrocharse las zapatillas y ponerse un chándal para caminar delante de una pantalla de ordenador, Hernández ha querido llevar el paseo hasta las últimas consecuencias; ni corto ni perezoso se ha acercado a un comercio y ha apuntado un teléfono. Las posibilidades de la herramienta son infinitas, puesto que todo puede ser enlazado. El resultado es que cualquiera se podrá dar en el futuro un paseo a través de su ordenador, apuntar números de teléfono que le interesen o acceder a distintas páginas web desde las calles de Google.

"Esto pone de manifiesto que se abre un mundo de posibilidades", ha afirmado Hernández, que también ha querido explicar que en Google Maps son wikis: comienzan a trabajar con información aportada por los usuarios. Esta información va desde restaurantes a correcciones on line efectuadas por el propio internauta, aunque pronto surge la duda sobre la fiabilidad del contenido si cualquiera puede modificarlo: "Mi primera respuesta es Wikipedia, su proyecto está mejorando el conocimiento. Aunque nosotros hemos puesto limitaciones: no se pueden cambiar direcciones más allá de 200 metros y se puede avisar sobre los cambios mal efectuados", asegura Hernández.

Uno de los problemas que ha sacudido a Google en este gran proyecto mundial, que tiene por objetivo reconstruir ciudades en Internet es la privacidad. Personas que no quieren que la puerta de su casa aparezca en una fotografía, incluso gente fotografiada que ha exigido que se retiren aquellas imágenes donde figura su rostro. Para el director mundial de marketing de Google Maps y Google Earth "son mínimos los casos donde alguien llama preocupado, pero hay que encontrar un equilibrio entre el gran valor que aporta a 400 millones de personas este proyecto y el respeto escrupuloso a la privacidad".

Los dispositivos móviles

Una de las principales características de los callejeros y de los mapas es que siempre se llevan consigo mismo a todos los lados, por lo que una herramienta como Google Maps tiene otro camino: dispositivos móviles.

"No sólo se accede a través de un ordenador hay una multitud de plataformas. Por ejemplo, Nokia ha incorporado a su teléfono mapas y herramientas de geolocalización muy potentes", declara Hernández, que también ha ofrecido datos muy significativos como que el acceso a los mapas de Google aumenta considerablemente los fines de semana. A mayor movilidad, más acceso desde el móvil.

Las herramientas han podido evolucionar porque aquel buscador que comenzó hace diez años su andadura en un garaje ha prosperado gracias a la publicidad. "El sistema de publicidad; 17.000 millones de dólares en publicidad: esto es lo que nos da de comer", explica Hernández quien a su vez se ha mostrado contrario a buscar nuevas fuentes de ingresos, ya que el actual sistema que maneja la compañía goza de buena salud y más teniendo en cuenta un dato sólo el 15% de la información catalogada está en Internet.

Cuando uno de los asistentes ha expuesto sus dudas sobre la sostenibilidad; Hernández se ha quedado bloqueado, pensativo, aturullado por el número de ceros que en Google ingresa por publicidad. "Más dinero... se está ganando mucho", ha afirmado Hernández mientras el auditorio no ha podido contener la risa. El problema no es que el modelo esté agotado, es el contrario: aún no se ha explorado lo suficiente y hay más cuota de mercado que arrancar.