Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Qtrax, heredera de Napster

Inauguran un servicio P2P que cuenta con el beneplácito de las discográficas, gracias a los ingresos publicitarios y a la protección anticopia

Las discográficas empiezan a comprender de qué va la película y tras sus continuos esfuerzos por evitar las redes de intercambio -en esa incesante lucha cayó la reina del tablero, Napster- apoyarán un servicio P2P. Se esperaba que esta medianoche Estados Unidos viese nacer Qtrax, que pondrá a disposición de los internautas 30 millones de canciones, pero el programa en su versión beta aún no está disponible. El nuevo sistema de intercambio ha conseguido la aprobación de las discográficas por dos motivos: los ingresos publicitarios y la certeza de que las canciones no se podrán tostar en un CD debido a un sistema que lo impide.

El coste de las licencias será sufragado con creces por los ingresos publicitarios, mientras que las canciones sólo podrán ser reproducidas en el ordenador o un dispositivo portátil. La restricción se debe a la incorporación del sistema DRM, que impide copiar en un CD las descargas musicales. Este hecho ha sido el que le ha permitido a Qtrax continuar con el proyecto que tuvo que cerrar durante un tiempo tras su inauguración en 2002 para evitar problemas legales. Ahora Qtrax afronta la renovación de sus servicios con el apoyo discográfico de EMI, Sony BMG, Universal, y Warner Music.

Qtrax ofrecerá descargas ilimitadas y gratuitas que serán compatibles con dispositivos con dispositivos portátiles de reproducción, entre ellos los Macintosh y también iPod. "Hemos logrado un avance técnico, que nos permite poner canciones en un iPod sin interferencia alguna de FairPlay (el equivalente a DRM para Apple)", ha asegurado Allan Klepfisz, presidente y director general de Qtrax.