Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Internet

El mayor proyecto de descargas gratis resulta un fiasco

La promesa eran 30 millones de canciones gratis compatibles con todos los reproductores de música digital y procedentes de los catálogos de las cuatro grandes: Sony BMG, Warner Music, Universal y EMI. Pero, de momento, el lanzamiento de la web Qtrax, en la que desde ayer se iban a ofrecer los catálogos de dichas discográficas con el único peaje para el usuario de aguantar la publicidad previa a la bajada de cada canción y con código antipiratería DRM (digital right management), ha quedado en el limbo.

Qtrax, que el domingo organizó una fiesta multitudinaria en el mercado Midi de Cannes para celebrar lo que ellos mismos definían como "la primera plataforma P2P legal y gratuita", se convirtió ayer en el hazmerreír de la Red al conocerse que los supuestos acuerdos con las discográficas aún no existen. "Warner Music no ha autorizado el uso de sus contenidos en la recientemente anunciada Qtrax", dijeron los responsables de dicha compañía la noche del domingo, a lo que Qtrax contestó con otra declaración admitiendo que estaban en negociaciones y que esperaban alcanzar un acuerdo.

"Sony BMG confirma que no ha firmado ningún acuerdo con Qtrax", anunciaron a media mañana de ayer sus responsables. Respecto a las otras dos compañías, la agencia Reuters informaba ayer de que Universal Music tampoco había firmado ningún papel con Qtrax, y según Los Angeles Times, tampoco con EMI se habría alcanzado ningún acuerdo, por lo que Qtrax seguía siendo ayer una simple promesa con una web colapsada.

En principio, la plataforma, sólo accesible para ordenadores PC, no sólo iba a arrancar con un envidiable lanzamiento de 30 millones de canciones que, según sus responsables, constituirían el 75% de la música que existe en el mercado, sino que iba a ofrecer vídeos musicales, entrevistas con artistas y críticas de discos.

Su primer nacimiento se remonta al año 2002, cuando tras el éxito de Napster (el servicio pionero con el que arrancó el mundo del intercambio musical online, ilegalizado y clausurado en julio de 2001) nacieron toda una serie de plataformas P2P como Kazaa o Limewire. Qtrax fue otra, pero cerró a los pocos meses para evitar problemas legales.

Su nuevo lanzamiento se había anunciado a bombo y platillo debido a la reticencia de las grandes discográficas a permitir la distribución gratuita de sus catálogos.

El pasado septiembre fue la web Spiralfrog la que sorprendió al mundo al anunciar un acuerdo con Universal Music para ofrecer su música gratis utilizando la publicidad obligada para el usuario como fuente de ingresos. Desde entonces, Spiralfrog ha intentado sin éxito que las otras tres grandes multinacionales de la música ofrezcan su música a través de ellos.

Entre las promesas de Qtrax resultaba particularmente atractiva la de ofrecer música compatible con iPods y reproductores musicales de otras marcas, ya que Apple (fabricante del iPod) ha sido muy reticente a distribuir música que pueda escucharse en aparatos que no sean de su propia empresa. Aun así, las canciones que en teoría ofrecerá Qtrax sí tienen código DRM, el sistema que impide que los temas que se bajan de Internet puedan tostarse en un CD.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de enero de 2008