Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El canon se aplicará por categorías de productos, no por capacidad

Asimelec prevé que la medida no se apruebe formalmente hasta finales de octubre

El canon digital empieza a estar preparado para saltar de los despachos ministeriales a las tiendas de electrónica, aunque aún resulta complicado para los implicados en las negociaciones hablar de las condiciones en las que se aplicará esta tasa, con la que se quiere compensar a los autores y productores por el derecho a la copia privada.

La única información confirmada es que el Ministerio de Industria y el de Cultura han logrado "cierto consenso" y han elaborado una lista sobre los equipos que serán gravados con el canon digital y los importes. Entre los acuerdos que se han alcanzado destaca la decisión de simplificar la aplicación del canon, de modo que se aplicarán distintas tasas según la categoría de producto, pero no se harán distinciones en cuanto a las capacidades de almacenamiento del producto como sucede en otros países. Es decir, se pagará el mismo canon por un reproductor multimedia de 4 gigas que por uno de 160 gigas.

Este ha sido un logro importante para la industria informática, quien siempre ha defendido que la aplicación de esta tasa debía ser lo más sencilla posible. Con esta decisión se hace más fácil ciertas tareas como la de informar a los consumidores en cada una de sus compras, pues el canon digital deberá ir desglosado en las facturas de los productos, según ha sido acordado.

Estas son algunas de las bases de este primer acuerdo que, para AETIC, es prácticamente definitivo a pesar de que la patronal reconoce que aún puede haber modificaciones. Asimelec, la otra asociación que representa los intereses del sector tecnológico y electrónico, cree sin embargo que puede haber muchos cambios.

"Se trata más de un acuerdo aproximativo que definitivo", asegura José Pérez, director general de Asimelec, quien insiste en que el texto debe recibir el visto bueno del Ministerio de Economía y de la Organización de Consumidores y Usuarios. "Se ha dado un paso importante. Tenemos un borrador que nos va a servir de orientación, pero el canon tiene que completar todo un proceso hasta su aprobación", insiste Pérez, quien calcula que hasta finales de octubre o principios de noviembre no habrá canon digital.

El sector hace un balance más o menos satisfactorio de este primer acuerdo. "Estamos satisfechos dentro de lo que cabe", dicen en AETIC. "Es un acuerdo desigual en los distintos puntos. Hay productos en los que se han logrado importantes mejoras, pero en otros, aún se está muy alejado de la propuesta de Asimelec", según Pérez.

En cualquier caso, el gobierno es consciente de que la presentación del canon digital ante la opinión pública generará muchas críticas y polémicas. La administración ha tratado de buscar un punto intermedio entre dos partes con intereses diametralmente opuestos y muy alejados y el resultado, que intenta ser equilibrado, parece que no contentará del todo a ninguno: ni a fabricantes, ni a autores, ni mucho menos a los consumidores.