Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reino Unido autoriza la publicidad del juego 'online'

La nueva medida en vigor sustituye a textos normativos que se remontan hasta a 1845

Los casinos, los corredores y las páginas de apuestas por Internet podrán desde este fin de semana anunciar sus servicios en televisión y radio por primera vez en el Reino Unido con la entrada hoy en vigor de una nueva normativa.

La nueva Ley sobre Apuestas tiene como objetivo, según el Gobierno británico, una mayor regulación del sector para proteger a los menores y los grupos de población más vulnerables, pero sus críticos aseguran que incrementará las oportunidades de juego y normalizará una actividad adictiva.

La nueva medida en vigor, que sustituye a textos normativos que se remontan hasta a 1845, cubre prácticamente todas las formas de apuestas, entre ellas por primera vez las páginas de Internet, pero no la Lotería Nacional.

Los operadores con base en el Reino Unido tendrán que demostrar que cumplen todos los requisitos para obtener una licencia del nuevo regulador, la Comisión de Apuestas, o, en caso contrario, podrían recibir cuantiosas multas e, incluso, arriesgarse a un proceso judicial.

La normativa permite la creación de más casinos regionales y suaviza algunas de las restricciones aplicadas hasta ahora a esos establecimientos, como la necesidad de ser socio para acceder a ellos.

Además, permite a las agencias de apuestas abrir todo el año, en vez de sólo en verano, siempre que se cuente con autorización de las autoridades locales.

Los operadores de esos establecimientos y de las páginas de apuestas por Internet estarán obligados a facilitar a sus clientes información sobre un teléfono de ayuda para problemas de adicción al juego y entrenar a sus empleados para identificar posibles ludópatas.

La nueva ley elimina 6.000 máquinas tragaperras de locales como los de comida preparada, donde los menores podrían jugar sin supervisión.

En opinión del secretario de Estado de Deportes, Gerry Sutcliffe, la legislación da a las autoridades competencias "sin precedentes" para garantizar que esa actividad se desarrolla de acuerdo a la ley.

Pero el Ejército de Salvación asegura que la ley sólo viene a normalizar y facilitar una actividad que, aunque inofensiva para muchos, puede convertirse en una adicción para otros "con consecuencias devastadoras".