Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La política se hace en internet

Los aspirantes demócratas a la presidencia de EE UU responden a los electores a través de la red

Los aspirantes del Partido Demócrata a la presidencia de EE UU, entre los que figura Hillary Clinton, han protagonizado un hito en la política estadounidense. Por primera vez los candidatos electorales se han enfrentado en Carolina del Sur a las preguntas de los internautas a través del portal YouTube. Los electores mandaron más de 3.000 vídeos, de los que fueron seleccionados 39. El acontecimiento sólo es comparable al que inmortalizaron las cámaras en 1960 cuando Nixon y Kennedy debatieron cara a cara en televisión.

La red de redes ha sido testigo de un debate sin precedentes, que hará historia tanto en internet como en la política. Y es que los candidatos demócratas a la presidencia de Estados Unidos se han enfrentado a las preguntas de los internautas.

El sistema ha sido sencillo: los usuarios de Youtube grabaron una pregunta, la enviaron y los editores de la CNN se encargaron de seleccionar 39 vídeos de entre todos los enviados.

Los vídeos recibidos han sido de las más variadas formas; incluso ha podido verse un muñeco de nieve preguntando a los candidatos.

La primera pregunta fue qué es lo que les hace diferentes de otros políticos. El senador de origen africano Barack Obama señaló que hay que cambiar la manera de hacer las cosas en Washington. Por su parte, Dennis Kucinich afirmó que él votó en contra de la guerra de Irak, añadiendo que nunca "mandaría a los americanos a luchar a una guerra basada en la mentira".

A Hillary Clinton le pedían que definiera la palabra 'liberal'. La senadora declaró que originariamente significaba que apostabas por la libertad, pero remarcó que prefiere la palabra 'progresista'. "Me considero como una progresista moderna que apuesta por los derechos y las libertades individuales".

Una de las preguntas más controvertidas fue la procedente de una pareja de lesbianas, que preguntaba a los candidatos si harían algo para que pudieran casarse. Kucinich no se lo pensó y respondió que sí, mientras que Dodd y Edwards dijeron que no pero que en cualquier caso apoyaban las uniones civiles para parejas homosexuales.

Hasta ayer, el vídeo más impactante fue el que grabó Kim, madre de dos hijos, informa Yolanda Monge. "Tengo 36 años y espero ser una superviviente del cáncer de mama... Como millones de americanos, he vivido durante años sin seguro médico. Como presidente, ¿qué haría usted para garantizar una sanidad para todo el mudo?". A continuación, Kim se quita la peluca que cubre su cabeza calva. Fin del vídeo.

Como era de esperar, también fueron muchas las preguntas acerca de Irak. El senador Dodd se mostró apenado por cómo la guerra ha modificado la opinión que tiene el resto del mundo de los Estados Unidos.

Otro de los momentos cumbres del debate fue cuando Hillary Clinton declaró con gesto serio que cualquiera de los candidatos que allí se encontraban serían mejores presidentes que George W. Bush.

La última pregunta aligeró los ánimos de los ocho candidatos participantes en el debate. Cada uno de ellos tuvo que decir una cosa buena y otra mala de la persona que se encontraba a su izquierda.

Edwards dijo de Clinton que le agradaba el servicio que ella y su marido habían proporcionado al país. Posteriormente, bromeó sobre la chaqueta que la senadora por Nueva York llevaba puesta.

Un hito histórico

"Por primera vez en la historia de los debates presidenciales estadounidenses, los electores de los cuatro puntos del país podrán preguntar al futuro presidente del país americano a través de un vídeo y escuchar la respuesta", ha dicho Chad Hurley presidente y cofundador de YouTube. En uno de estos vídeos, una internauta llamada Kim se quita una peluca para mostrar su cabeza calva y evoca su lucha contra el cáncer antes de preguntar a los candidatos sobre el coste astronómico de la salud en Estados Unidos.

Otro internauta pregunta a los candidatos cómo piensan tratar el consumo de cannabis en el seno de sus programas políticos. Y en otro vídeo, una ecologista, Rachel Jakuba, ataviada con gafas de buceo y tubo, pide ayuda para las tortugas marinas, mientras otros electores preguntan sobre los conflictos en Irak o la provincia sudanesa de Darfur.

Estas preguntas constatan que los aspirantes demócratas han conseguido atraer la atención de los jóvenes votantes que pasan horas y horas en YouTube, pese al éxito en la respuesta ciudadana, el hecho de que sea una fórmula novedosa despierta la desconfianza de los analistas.

La selección de los vídeos corre de manos de la CNN

El periodista de la CNN Anderson Cooper será el encargado de presentar los vídeos a los candidatos demócratas. Por su parte, los editores de la cadena dirigidos por el presidente, David Bohrman, y el director de la sección política, Sam Feist, seleccionarán las preguntas.

Tanto Bohrman como Feist se declararon hoy satisfechos con la cantidad y la calidad de las preguntas planteadas, con las que el público te dice que "quiere conectar con los aspirantes" de una manera personal, señaló Feist.

"Y es que eso es lo que hace este debate, personaliza las preguntas y las respuestas de una manera que los periodistas no`logran hacerlo", agregó.

Los analistas consideran que con este novedoso método, los políticos se verán forzados a contestar las preguntas y no se andarán con rodeos. Sin embargo, voces discordantes creen que el debate no es tan diferente a uno habitual. Y es que al fin y al cabo, las preguntas están siendo seleccionadas por periodistas y no mediante la votación de los internautas.

Pros y contras

Cuando en 1960 los telespectadores asistieron al primer debate político en la historia de los EE UU, juzgaron al candidato demócrata John F. Kennedy más vivo y entusiasta que su rival republicano Richard Nixon, sudoroso y mal afeitado. Ambos políticos asumieron el riesgo de enfrentarse a un nuevo formato y Nixon salió perjudicado.

En esta ocasión, ya hay quien mira con recelo la iniciativa. Es el caso de Joshua Levy, redactor de TechPresident.com, un foro político en línea, que estima que el ejercicio de mañana pierde su interés porque las preguntas son seleccionadas por periodistas profesionales. "Es mucho menos fascinante si un tercero interviene y dice qué es interesante y qué es fallido", escribió en un blog. John Edwards, que entre los demócratas está en tercer lugar en los sondeos tras Hillary Clinton y el senador Barack Obama, se apunta a esta teoría. "Lo que pasa cuando los miembros de los medios de comunicación hacen todas las preguntas es que hacen siempre las mismas", ha explicado.