Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft hace pública la segunda versión en pruebas de 'Internet Explorer 7'

Hasta ahora la descarga de este programa estaba limitada a amplio pero limitado grupo de personas

Microsoft ofrece desde ayer a todos los internautas la posibilidad de echarle un vistazo a la última versión en pruebas de su navegador, Internet Explorer 7. El programa, que lleva probándose en círculos reducidos desde julio, puede descargarse desde la página de la compañía y funciona sólo para los usuarios de Windows XP con la actualización 'Service Pack 2' instalada.

La principal novedad de esta versión en pruebas de Internet Explorer 7 respecto a las que han probado desarrolladores y aficionados a la tecnología durante los últimos meses es que en esta ocasión se ofrece el software a todo aquel que quiera probarlo, y no sólo a un grupo restringido. "La gran novedad es que es público", afirma Margaret Cobb, directora de producto para Internet Explorer en Microsoft.

Esta es la segunda entrega en pruebas de IE7, llamada Beta 2, y aunque las incorporaciones de nuevas herramientas y tecnologías respecto a la primera versión son escasas, el programa es completamente diferente a su versión estable, el IE6, que actualmente se utiliza en gran parte de los ordenadores personales de todo el mundo.

Las barras en las que se sitúan los botones del navegador han reducido su tamaño, dejando mucho más espacio para mostrar la página web. Los iconos son más pequeños en las versiones Beta de IE7, y un nuevo menú de 'Favoritos' permite gestionar, no sólo direcciones de páginas favoritas, sino también suscripciones a contenidos sindicados gracias a la tecnología RSS.

Una de las características de las que el actual Internet Explorer carece y sí tienen sus rivales Opera y Firefox es la navegación por pestañas, esto es, la posibilidad de abrir en una misma ventana del navegador varias páginas, entre las que es posible moverse fácilmente. IE6 incorpora otra característica presente en el navegador de la Fundación Mozilla, el buscador integrado en las barras de herramientas.

La seguridad, el que ha sido durante los últimos años el gran punto débil de Internet Explorer, se ha mejorado también en la segunda versión en pruebas de IE7 con la incorporación de un sistema que detecta las páginas web destinadas a estafas por phishing -las que suplantan la identidad de su banco o entidad de confianza con el ánimo de hacerse con su información personal o datos sensibles-. Microsoft ha hecho también más fácil acceder a los datos sobre los protocolos de seguridad que utiliza cada web.