Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por si no bastara con el 'spam', ahora llega el 'spIM'

El spIM es una forma de correo basura que llega a través de los cada día más populares programas de mensajería instantánea 'online'

"Hola. Soy Martín Moreno, de tu antiguo trabajo, ¿te acuerdas de mí? ¡Agrégame a tu lista de contactos y hablamos!". Este bien podría un agradable mensaje de reencuentro. Pero ojo: también es la técnica más habitual empleada por los nuevos spammers de la mensajería instantánea. Un fenómeno inofensivo, aunque muy molesto, que los especialistas alertan, dará mucho de que hablar con la creciente incorporación de estos servicios en la Red.

El spIM (spam over instant messsaging) es una forma de correo basura que llega a través de los cada día más populares programas de mensajería instantánea online. Una nueva técnica que consiste en contactar con personas en 'chats'-conversaciones conducidas a través de estos canales- y simular ser una persona real con la que inducir al usuario a visitar paginas de publicidad, razón por la que también recibe el nombre de 'IM Marketing'.

Según un estudio de la consultora Radicati Group, en el último año el spIM ha triplicado su presencia en nuestros ordenadores, alcanzando los 400 millones de mensajes enviados a través de estos servicios. Robert Mahowald, analista de IDC, achaca este crecimiento al incremento en el uso del IM: "Quienes buscan atraer a clientes hacia su publicidad, se sirven de medios en los saben que encontrarán gente". Pero a ello debe añadirse también las extensas campañas por combatir el spam, que se vienen conduciendo desde hace más de una década.

El spIM se presta de algunas técnicas del spam, como es el uso de 'bots' -o programas que funcionan de forma autónoma dentro de una red de ordenadores- para encontrar listas de direcciones o agendas de usuarios de sistemas de mensajería instantánea en los 'chats' o páginas de Internet. Pero según apuntaba recientemente en la revista New Scientist Jasón Carlett, de la empresa especializada en anti-spam Junkbusters, "El spIM es más molesto que el spam porque los mensajes surgen de forma automática en forma de 'pop ups' mientras el usuario está conectado al programa".

Peligros corporativos

El IM ha ido ganado presencia, sobre todo, en las redes privadas o Intranets'corporativas, principalmente porque permite comunicarse de forma privada con otros trabajadores sin la necesidad de levantarse del asiento. El grupo Radicati informa de que un 26% de las compañías analizadas ya han implementado alguno de los programas de IM en los sistemas de sus oficinas, y un 44% confirma que los empleados los utilizan, aunque no está introducida de forma estándar por la de la empresa.

Mientras aumenta su popularidad en el mundo empresarial, también lo hace aumenta su potencial para convertirse en un medio abusivo. Jon Sakoda, vicepresidente de Imlogic, una empresa que desarrolla software de seguridad para los servicios de IM avisa: "Que Dios nos pille confesados si no sabemos prever el fuente de problemas que este medio nos puede ocasionar".

El gran número de compañías que desarrollan programas y servicios que ido surgiendo con el fin de controlar el spIM son buena son buena prueba de las dimensiones que está adquiriendo el fenómeno: Imlogic, Sybari software, y Zone Labs ya venden filtros para virus y spam al que es vulnerable el tráfico de IM, y muchos de sus productos ofrecen elementos adicionales como la encriptación, o el archivo de mensajes con fines regulatorios.