Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tecnología contra el robo de trufas

La policía británica se plantea usar microchips para seguir la pista a los ladrones

La policía francesa cree que una serie de microcircuitos insertados en un grupo de trufas aún enterradas le permitirá rastrear a través de un satélite a los ladrones de esta exquisitez, que puede alcanzar en el mercado un precio de más de 500 euros el kilo.

Según informa BBC Mundo, el robo de trufas en el sur de Francia no es un problema nuevo. En la vasta región de Provence, un cerdo o un perro entrenados pueden encontrar fácilmente estos tubérculos, sin ser detectados.

El problema consiste en que los ladrones están utilizando en la actualidad alta tecnología y en que están sumamente organizados. Las autoridades afirman que pandillas armadas conducen durante las noches por las ciudades costeras de Niza y Marsella. Muchas de ellas utilizan lámparas infrarrojas, o dejan a sus perros en alguna de las plantaciones de trufas y los recogen un par de horas después cuando ya las han excavado todas.

Para evitar los robos, la policía del sur de Francia ha organizado patrullas nocturnas que durarán toda la temporada de trufas -que dura hasta febrero- y contempla la posibilidad de responder también con alta tecnología, es decir, con sus propios microchips. Hace pocos días, halló más de 250 huecos que habían sido cavados durante la noche. Se cree que las trufas fueron llevadas a través de Italia o que fueron vendidas a restauranteros franceses poco escrupulosos.