Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno autoriza a Telefónica para que lance una televisión de pago en Internet

El servicio Imagenio se ofrece a través de las líneas ADSL - Está ya en pruebas en Alicante - La operadora debe ofrecer Imagenio a sus competidores

"El secretario de Estado de Telecomunicaciones firmó el viernes pasado el decreto que permitirá a Telefónica comercializar la televisión de pago vía Internet", según ha asegurado hoy un portavoz del Ministerio a la agencia Reuters. La principal operadora española había solicitado el pasado verano la licencia para dar servicios de televisión, radio y vídeo bajo demanda (es decir, a la carta) a través de su red ADSL.

Una portavoz de Telefónica ha señalado que el abono al nuevo servicio, que se comercializará bajo la marca Imagenio, costarán 48 euros al mes e incluirán 22 canales de televisión, 15 canales de radio digital, vídeo bajo demanda (equivalente al pago por visión de las televisiones digitales) y el propio acceso a la Red por banda ancha.

No obstante, Telefónica ya advirtió meses atrás de que el lanzamiento del nuevo servicio no se haría de forma masiva al requerir la instalación de decodificadores y el ajuste de la mayoría de las centrales de conmutación para soportar los servicios de Imagenio.

Desde enero de 2002, Telefónica comercializa la televisión de pago vía Internet en un proyecto piloto en Alicante, aunque hasta la fecha sólo cuenta con unos 300 clientes. La operadora también ofrece Imagenio en forma de prueba a un número reducido de empleados en Madrid y Barcelona.

El portavoz del Ministerio ha revelado que la nueva licencia conllevará para Telefónica la obligación de ofrecer Imagenio a sus competidores a precios mayoristas.

En el negocio de la ADSL en España, Telefónica cuenta con algo más de un millón de clientes minoristas (residentes y empresas) y alquila otro medio millón de líneas a clientes mayoristas, es decir a competidores como Ya.com o Wanadoo, que disponen de redes propias muy limitadas.

La operadora tenía inicialmente una licencia para ofrecer servicios de televisión por cable, pero decidió el año pasado renunciar al cable para centrarse en el despliegue de la ADSL, un negocio en el que ha invertido unos 2.000 millones de euros en los últimos dos años.

Además de la nueva oferta vía Internet, Telefónica ya está presente en el negocio de la televisión de pago a través de su participación de casi un 23% en la operadora Sogecable, propietaria de la plataforma Digital+. En esta también participa el Grupo Prisa y cuenta con casi 2,5 millones de clientes.