Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberdrola inaugura el acceso a Internet por red eléctrica con mayores prestaciones que el ADSL

Con este sistema, por ahora sólo operativo en dos barrios de Madrid, basta con enchufar un módem a un enchufe convencional para disfrutar de un servicio que ofrece velocidades superiores al ADSL por un precio similar

Iberdrola ha empezado hoy a comercializar servicios de Internet a través de la red eléctrica mediante la tecnología PLC (power line communications). Del servicio se ocupa su filial Neo-Sky que, en una primera fase, estará disponible en Madrid, aunque sólo en las zonas de Arroyo Fresno y Ciudad de los Periodistas, en las que residen unas 30.000 personas. En próximas fechas se extenderá a los barrios de Argüelles y Chamberí.

Además, han firmado un acuerdo con la Comunidad Valenciana para extender el servicio, antes de que termine el año, a distintos barrios de Valencia, Castellón y Alicante, y otras zonas de Chelva, Segorbe y Alcoy, también de esta comunidad.

Neo-Sky ofrece acceso a Internet a una velocidad muy superior a la del ADSL de las líneas telefónicas: 600 kilobytes simétricos (es decir, la misma velocidad para enviar que para recibir Internet), frente a los 256 o 128 de la banda ancha telefónica estándar. El precio, sin embargo, es muy parecido: 39 euros mensuales frente a las ofertas de las telefónicas que rondan los 33. Neo-Sky también proporciona una conexión a menor velocidad, 100 kilobytes, por 24 euros al mes.

Hasta diciembre, el alta, la instalación y el primer mes son gratuitos y el cliente puede desengancharse en los seis primeros meses sin coste adicional. Sus clientes dispondrán de cinco cuentas de correo de 25 megabytes, 10 megabytes de página personal y el mantenimiento de la cuenta que tuvieran. La compañía se dirigirá a los vecinos de las zonas donde está disponible a través de un buzoneo y en 15 días podrán acceder al servicio.

Aparatos necesarios

Para poder recibir el servicio Iberdrola se instala un pequeño aparato en una zona de la comunidad de vecinos y con él puede servir a todos los habitantes de la casa, que sólo tendrán que instalar un módem que se conecta en cualquier enchufe de la luz. Este dispositivo es propiedad de la eléctrica, que se lo instala al usuario de forma gratuita y responde de su mantenimiento. Los aparatos instalados en las comunidades de vecinos se conectan con los equipos de cabecera situados en los centros de transformación y allí se conectan entre ellos a través de señales PLC en media tensión hasta una estación transformadora en la que se agrupan las señales de todos los clientes. Desde allí y mediante las redes de fibra, LMDS (tecnología local vía radio) y satélite se hace llegar la señala a Internet.

Los responsables de Iberdrola, que no quisieron cuantificar la inversión realizada ni la futura, señalaron que la extensión del servicio se realizará teniendo en cuenta criterios de rentabilidad y orientación al cliente, y destacaron que este despliegue puede realizarse con una rapidez superior a otras tecnologías de acceso y a un coste competitivo, ya que no hay que realizar zanjas en las calles.

Iberdrola es la primera eléctrica en dar este servicio, pero no será la única. Endesa ya ha anunciado que el mes que viene dará acceso a Internet en Zaragoza y, antes de que termine el año, en Barcelona. Unión Fenosa no ha desvelado aún sus planes, pero fuentes de la compañía confirman que se disponen a ofrecer también acceso PLC.