_
_
_
_
_

Drogas, violaciones y la iglesia de la Cienciología: concluye el segundo juicio de Danny Masterson

El proceso a la estrella de ‘That 70′s show’ culmina esta semana, cinco meses después de que el jurado no llegase a un acuerdo en las tres acusaciones de violación

Danny Masterson y su esposa, Bijou Phillips, a su llegada al tribunal de Los Ángeles
Danny Masterson y su esposa, Bijou Phillips, a su llegada al tribunal de Los Ángeles este martes.Chris Pizzello (AP)

En lo que ha parecido un largo déjà vu, Danny Masterson ha escuchado por segunda vez en menos de seis meses argumentos en contra y a favor de que sea declarado culpable en tres casos de violación. Este martes ha concluido el segundo juicio contra la estrella del éxito televisivo That 70′s show. El proceso ha sacado a la luz, nuevamente, el papel que jugó la poderosa iglesia de la Cienciología, a la que pertenece Masterson, para evitar que las víctimas llevaran sus denuncias a la policía. En noviembre de 2022, el jurado no alcanzó el acuerdo unánime sobre la responsabilidad del actor en los hechos ocurridos entre 2001 y 2003. Esta semana se conocerá si Masterson, de 47 años, es declarado inocente o si engrosará la lista de victimarios del Movimiento MeToo.

La acusación arrancó esta mañana con sus alegatos finales. Ariel Anson, de la fiscalía de distrito de Los Ángeles, recordó al jurado, siete mujeres y cinco hombres, que Masterson puso drogas en las bebidas de tres mujeres en su casa en Los Ángeles para después violarlas. “De esa forma ganaba el control. Lo hacía para poder quitar a sus víctimas su consentimiento... El acusado tomaba la decisión en lugar de ellas. Lo hizo una y otra vez”, aseguró la fiscal Anson. Las mujeres que han testificado, tanto en el primer proceso como en este, son una exnovia que mantuvo una relación de cinco años (1996 a 2002) con el actor y dos mujeres a las que conoció por los círculos sociales de la Cienciología.

El presunto uso de las drogas ha sido una de las novedades presentadas por la acusación, a la espera de ahora sí poder lograr una sentencia contra el actor de la serie emitida entre 1998 y 2006. En otoño, las evidencias y testigos presentados por la fiscalía no fueron suficientes para el jurado. El veredicto de noviembre, sus integrantes se inclinaban por la exoneración del actor de 47 años, pues votaron 10-2 en uno de los cargos, 8-4 en el segundo y 7-5 en el último.

La defensa de Masterson asegura que no existe ninguna evidencia de que el actor haya usado sustancias químicas para aprovecharse de sus invitadas. La estrategia es similar a la utilizada por el comediante Bill Cosby, quien fue condenado a prisión en 2018, pero cuya sentencia fue revertida tres años después por el Supremo de Pensilvania por un error procesal.

“No hay ningún informe de toxicología, no hay pruebas de orina ni de sangre, tampoco de ADN”, dijo el letrado Philip Cohen en el arranque del proceso. La investigación de la policía comenzó 15 años después de ocurridos los supuestos hechos. De ser hallado culpable, el actor podría ser condenado a 45 años tras las rejas.

El papel de la Cienciología en el encubrimiento de los delitos sexuales ha ocupado un papel importante en la narrativa de la acusación. La fiscal Anson aseguró que la cúpula de la organización, que tiene un gran poder en la industria del entretenimiento, recurrió a las tácticas del gaslighting, una forma de maltrato machista, para hacer creer a las mujeres que no habían sufrido abuso. Con esta práctica, la iglesia permitió dilatar las acusaciones judiciales hasta que estalló el movimiento MeToo.

“La iglesia enseñó a las víctimas que la violación no era violación. Que ellas habían provocado eso y que, encima de todo, no tenían permiso para acudir ante la policía”, dijo Anson en el cierre. La Cienciología niega que haya empleado dichas tácticas. El nuevo proceso judicial llevó a los tribunales a varias figuras que se oponen a la organización dirigida por David Miscavige y considerada por muchos como una secta. Una de estas es la actriz Leah Remini, quien acompañó a las supuestas víctimas de Masterson cuando estas dieron su testimonio. Otra fue Claire Headley, una exintegrante de la iglesia, quien testificó sobre las formas empleadas por el grupo para imponer el silencio.

“¿Por qué hemos escuchado tanto de la iglesia en este caso?”, se ha preguntado de forma retórica Cohen en los alegatos finales. “¿Será quizá porque el caso del Gobierno es muy débil?”, continuó. El letrado, quien defendió a Masterson en el primer juicio, ha sembrado dudas de los testimonios de las víctimas. El abogado ha subrayado las inconsistencias de las versiones que dieron las mujeres durante semanas, con la esperanza de que pueda apuntalar la duda razonable que mantendría a su cliente fuera de prisión.

Una de estas, dijo Cohen, es el supuesto recuerdo de una de las víctimas, quien afirmó que Masterson sacó un arma de su mesa de noche para amedrentarla el día del ataque sexual. El abogado recordó al jurado que esto no figuró en el primer informe hecho de la policía, que se hizo en 2016, 14 años después de los hechos. De acuerdo con él, esto sería suficiente para minar la credibilidad de la expareja de Masterson.

El jurado dirá esta misma semana qué versión han creído en el segundo juicio de la estrella de la Cienciología.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard
Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_