El Gobierno anuncia nuevas ayudas para los afectados del volcán de la Palma

Nuevas partidas para compra de enseres, más presupuesto para viviendas y moratorias para hipotecas y préstamos, entre las medidas adoptadas

Antonio Jiménez Barca
Los Llanos de Aridane -
El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños (ene el centro), y el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres (a la izquierda) llegan a la reunión de la Comisión Mixta para la Reconstrucción, Recuperación y Apoyo a la isla de La Palma, este lunes.
El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños (ene el centro), y el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres (a la izquierda) llegan a la reunión de la Comisión Mixta para la Reconstrucción, Recuperación y Apoyo a la isla de La Palma, este lunes.Kike Rincon (Europa Press)

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, en su sexta visita a La Palma, y coincidiendo con el primer aniversario de la erupción del volcán, ha anunciado este lunes un paquete de nuevas ayudas a los damnificados. En primer lugar, ha adelantado que el Consejo de Ministros que se celebra mañana aprobará una nueva partida de 6,5 millones de euros “para enseres” destinada a personas que han perdido su vivienda o ha sido afectada. En segundo, se ha comprometido a dotar de presupuesto un “plan específico de vivienda” al que podrán acogerse los vecinos de Puerto Naos (980 habitantes) y la Bombilla (750), dos localidades costeras y eminentemente turísticas que actualmente se encuentran por entero evacuadas. Los edificios no han sufrido daños en ninguna de las dos localidades y todas la casas se mantienen en pie, pero todos los habitantes, muchos ocupantes de segundas residencias de vacaciones, tuvieron que ser desalojados debido al peligro de emanaciones de gases tóxicos.

Actualmente, hay casi un centenar de vecinos de estas dos localidades viviendo de alquiler sufragado por las instituciones. Las ayudas del Gobierno central y la gestión del Gobierno canario servirán ahora para elevar el monto del alquiler, llegar a más gente y acelerar la construcción de viviendas prefabricadas. “Lo ideal es que toda esa gente pueda volver a su casa cuanto antes, pero eso ocurrirá cuando digan los científicos”, ha asegurado el presidente del gobierno canario, Ángel Víctor Torres, del PSOE. La tercera iniciativa anunciada por Bolaños es extender la moratoria ya aprobada para el pago de hipotecas y préstamos no hipotecarios a los afectados por el volcán.

El monto total de ayudas vertidas a La Palma, contando todas las administraciones, es de casi 600 millones de euros, ha asegurado Bolaños. De ellos, el 80% corresponde al Gobierno central. Esto ha servido para atender más de 21.000 ayudas personales (una persona puede recibir más de una ayuda si ha sido afectada su casa y su negocio, por ejemplo).

El volcán se llevó por delante más de 1.000 viviendas habituales o casas de vacaciones habitadas regularmente. También trituró 70 kilómetros de carreteras y 350 hectáreas de plataneras. El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, del PP, ha señalado que nunca imaginaron que pudiera destrozar tanto. Ha afirmado que está “satisfecho” con las ayudas recibidas, pero también que espera más. Y ha señalado que en el futuro existirá un plan urbanístico para recuperar los pueblos destruidos y las plataneras carbonizadas. “La isla se va a levantar”, ha resumido. Ha aludido a la carretera que, sobre la colada, ya comunica las dos partes de la vertiente oeste de la isla y ha anunciado que ya se trabaja en llevar una gran tubería a la costa del valle de Aridane para ayudar a revitalizar los cultivos de esa zona, que se ha quedado sin agua.

Una vivienda inhabilitada por la lava en La Palma.
Una vivienda inhabilitada por la lava en La Palma. Samuel Sánchez

El presidente del Gobierno canario ha recordado que el volcán de la Palma ha sido el más destructivo de las últimas décadas en Europa pero ha añadido que pesar de que se mantuvo activo 85 días no se cobró ninguna víctima mortal. Ha enumerado después las 130 viviendas entregadas ya a afectados que se quedaron sin ningún techo y ha adelantado que “pronto” se entregarán unas 170 más. “Son todas las que teníamos previstas para el Plan de Vivienda de Canarias. Todas han ido a La Palma, como es normal”, ha especificado. “Es imposible devolver los recuerdos o la casa heredada o en la que se vivió toda una vida. Pero estamos aquí para paliar en lo posible los efectos destructivos del volcán”.

A este respecto, Bolaño ha recordado que el presidente Pedro Sánchez ha visitado ya la isla 10 veces “y va a seguir viniendo”. “El Gobierno está y estará en todos los proyectos de reconstrucción de la isla”, ha concluido.

“Nos falta información, no sabemos bien a quién acudir”

Hay quien desconfía de todos estos discursos. Por la tarde, alrededor de 500 personas se manifestaron en Los llanos de Aridane (25.000 habitantes) por considerar que las ayudas oficiales no llegan y que, cuando llegan, son insuficientes para paliar su colapso económico. Uno de los que marchaban, con una pancarta que decía “Ya no somos noticia”, era Francisco Pérez, jubilado de 63 años. A los 71 días de la erupción del volcán perdió su casa, sepultada por la lava, en el barrio de la Laguna, en los Llanos de Aridane. Él asegura que pagó por ella 135.000 euros y que el consorcio de seguros se la ha tasado en 95.000. “Por estar asegurado al 100 por 100, no tengo derecho a la ayuda de 60.000 euros del Estado y la del Gobierno canario, de 30.000 euros, está prometida pero nunca llega. En resumen: solo me han dado 10.000 euros del Cabildo. Y el pago del alquiler donde vivo”.

Muchas personas enarbolaban pancartas reclamando al Gobierno canario esos 30.000 euros prometidos para personas que han perdido su vivienda, que no han comenzado aún a tramitarse. Esa era una queja común. Después, cada uno tenía una historia particular y diferente: la familia de Tomás Orense ha perdido una platanera de 6.000 metros cuadrados. Él asegura que no han visto ni un euro de ayuda. “Nos falta información, no sabemos bien a quién acudir”, añadía.

Una mujer que caminaba al lado era propietaria de una casa, dos invernaderos y un huerto, también en La Laguna. Se llama Dulce Hernández. No tenía nada asegurado. Cuenta que en la Administración le han dicho que tiene derecho a los 60.000 euros de subvención estatal, pero que todo se ha retrasado porque se han perdido los papeles que presentó. Ayer los volvió a presentar. También se queja de los famosos 30.000 euros que nunca llegan del Gobierno canario. Vive en Los Llanos un piso de su propiedad, que tiene hipotecado. Un poco más adelante marchaba Nieves Camacho, que se queja, como otros muchos, de que la tasación del seguro de su vivienda no es la que ella considera justa. Ella y su marido tenían una cerrajería que también quedó destruida y por la que, según explica, no han recibido ningún tipo de compensación. “Yo trabajo de dependienta y mi marido se ha visto obligado a hacer trabajos de cerrajería por ahí. De eso vivimos”, resumió.

Sobre la firma

Antonio Jiménez Barca

Es reportero de EL PAÍS y escritor. Fue corresponsal en París, Lisboa y São Paulo. También subdirector de Fin de semana. Ha escrito dos novelas, 'Deudas pendientes' (Premio Novela Negra de Gijón), y 'La botella del náufrago', y un libro de no ficción ('Así fue la dictadura'), firmado junto a su compañero y amigo Pablo Ordaz.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS