Una red de hogares seguros para las mascotas de víctimas de violencia machista: “No pensé en dejarlo porque no tenía donde alojar a mis perras”

El 80% de las mujeres maltratadas con animales asegura que su agresor amenaza con acabar con la vida de sus animales. El programa VioPeT cuenta con 700 casas de acogida temporal repartidas por todo el país creando un espacio seguro para sus mascotas

Un perro en una foto de agencia.
Un perro en una foto de agencia.Justin Paget (Getty Images)

Aina (nombre ficticio) sufrió maltrato psicológico continuado por parte de su pareja durante cinco años. En diciembre la situación en casa empeoró y comenzaron las agresiones físicas, con tirones de pelo y empujones que se intensificaron hasta que una noche su pareja le lanzó el teléfono móvil a la cara y le hizo una brecha. Fue entonces cuando decidió marcharse del piso y buscar una alternativa para sacar de allí a sus dos perras. A través del teléfono contra el maltrato 016 le informaron de la existencia de VioPeT, un programa de la dirección general de Derechos de los Animales que cuenta con una red de casas de acogida temporal donde las víctimas de violencia machista pueden dejar a sus mascotas con familias que se ofrecen voluntarias mientras ellas recuperan su vida.

“Nunca pensé en dejar definitivamente a mi agresor porque no tenía opción para dejar a mis perras. Si no hubiera existido la alternativa de dejarlas en acogida, creo que no habría abandonado la casa” explica Aina, que lamenta que sus perras estuvieron en peligro cuando vivía con su agresor porque amenazaba constantemente con matar a los animales para intentar hacerle daño a ella. Según datos del Ministerio de Igualdad, el 80% de las mujeres maltratadas con animales asegura que su agresor amenaza con acabar con la vida de las mascotas. Se estima que alrededor del 30% de las víctimas de violencia machista tiene animales a su cargo.

El programa VioPet pretende ofrecer una salida a la encrucijada de aquellas mujeres que no se atreven a dar el paso de abandonar el hogar porque no pueden llevarse a sus mascotas y tienen miedo de que el agresor arremeta contra ellas si se marchan del domicilio. “Hay muchas víctimas que nos han explicado que sus animales también han sufrido la situación de maltrato”, explica Sergio García, director general de Derechos de los Animales dependiente del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, que ha presentado este lunes en Calvià (Mallorca) la adhesión de este municipio al programa, que cuenta con una veintena de consistorios involucrados. “Cuando me iba a dormir a casa de una amiga porque no podía más y no me las podía llevar, al día siguiente no las había alimentado ni sacado de paseo, así que hubo maltrato hacia ellas también. Durante los años de relación pocas veces las dejé con él, solo cuando ya no podía más” dice Aina. El día que finalmente decidió huir de aquel infierno, a su agresor le dijo que iba a comprar tabaco y se marchó con lo puesto, diez euros y las llaves de casa.

Cuando las víctimas como ella contactan con VioPet, el programa despliega todos los recursos disponibles para encontrar una casa de acogida para las mascotas. “Se busca un lugar para dejar a los animales que se encuentre en otro municipio, para garantizar la seguridad y el anonimato de la víctima”, subraya García. Aina se quedó temporalmente en casa de una amiga y apenas dos horas después de dejar a su agresor ya tenía un lugar donde alojar a sus dos perras. Los voluntarios de VioPet hicieron las gestiones necesarias para que la policía la acompañara a casa a recoger a los animales con seguridad para trasladarlos después a su nueva residencia temporal.

Mientras las víctimas se recuperan es importante que las mascotas se encuentren en un entorno seguro lo más parecido posible a un hogar. Para Tomàs Camps, veterinario etólogo y presidente del grupo de especialidad en medicina del comportamiento animal de la Asociación de Veterinarios Españoles, es necesario que el animal mantenga las rutinas habituales en cuanto a paseos, descansos y alimentación, siempre que sea posible. “Lo ideal es que se mantengan los hábitos y por ejemplo, si el perro dormía con su dueña, hay que intentar no romper la costumbre”. A pesar de que la separación pueda durar algunos meses, el vínculo entre el animal y la dueña se recupera “muy rápido” una vez se vuelven a reencontrar. Mientras dura la separación, VioPet se hace cargo de todos los gastos derivados del cuidado de los animales, incluidos los veterinarios si son necesarios.

Actualmente existen cerca de 700 casas de acogida repartidas por España, cuyos inquilinos se han apuntado voluntariamente para participar en este programa, cediendo su espacio y, sobre todo, su cariño a estas mascotas que permanecen una media de tres o cuatro meses separadas de sus propietarias. Los voluntarios del programa se encargan de escoger el mejor perfil para cada caso y dependiendo de la especie, el tamaño y las costumbres del animal. Durante el tiempo que permanece separado de la mujer, los responsables del programa envían fotografías y vídeos con mucha asiduidad para que las víctimas puedan comprobar la situación de sus animales de compañía hasta que llegue el ansiado momento del reencuentro. “Para mí fue muy emocionante volver a estar con ellas, el día anterior no podía dormir. La primera noche que nos reencontramos dormimos las tres juntas, fue muy emocionante. Ese día sentí que las tres podíamos empezar una nueva vida”.

Uno de los actores clave del programa son los Ayuntamientos, que con su adhesión al programa se comprometen a formar a su personal para que pueda derivar a las víctimas que lo precisen al sistema y pongan a disposición los centros de protección animal asociados al municipio para utilizarlos en caso de que sea necesario. El municipio mallorquín de Calvià es el primero que se ha apuntado al programa en las Islas Baleares, aunque en el resto del país hay unos 20 ayuntamientos participando y otros 50 que han impulsado mociones para solicitar su inclusión. En los dos años que lleva funcionando, desde julio de 2020, VioPet ha ayudado a unas 700 mujeres y 1.000 mascotas y ha recibido más de 30.000 llamadas solicitando información. El teléfono de atención del programa es el 673 76 53 30.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS