Estados Unidos retira del mercado los cigarrillos electrónicos de Juul

Los responsables sanitarios tienen dudas sobre la toxicidad del producto

Foto de archivo de un anuncio de productos Juul en Los ángeles (California).
Foto de archivo de un anuncio de productos Juul en Los ángeles (California).ROBYN BECK (AFP)

Estados Unidos ha decidido retirar del mercado los cigarrillos electrónicos de Juul, tanto los vapeadores como las cápsulas. La compañía, participada por Altria, la dueña de Marlboro, tuvo un gran éxito en el mercado, especialmente entre los adolescentes. Se presentaba como el iPhone de los vapeadores por su diseño y tecnología. Desde hace tres años estaba de capa caída por la crisis del sector, cuando se empezaron a ver nubes regulatorias en el horizonte ante la creciente adicción de jóvenes al vapeo.

La Agencia de Alimentación y Medicamentos de Estados Unidos (la FDA, por sus siglas en inglés) ha anunciado este jueves que ha emitido órdenes de denegación de comercialización para todos los productos de Juul Labs actualmente comercializados en el país: el dispositivo Juul y las cápsulas con sabor a tabaco de Virginia y a mentol con concentraciones de nicotina del 5,0% y del 3,0%. La empresa debe dejar de vender y distribuir estos productos y retirar los que se encuentran actualmente en el mercado. La compañía planea recurrir la decisión.

La FDA intenta tranquilizar a los consumidores con el mensaje de que no ha recibido información clínica que sugiera un peligro inmediato asociado al dispositivo o a las cápsulas cuya venta prohíbe. Sin embargo, tampoco hay pruebas suficientes para evaluar los posibles riesgos toxicológicos ni forma de conocer los posibles daños derivados del uso de otras cápsulas de terceros con el dispositivo Juul o del uso de las cápsulas de Juul con otro dispositivo.

El éxito de sus recargas de sabores entre los menores de edad ya obligó a retirar sabores afrutados y dulces como el de mango. Además, como líder del mercado, en el que llegó a tener una cuota de más del 70%, le afectó el fallecimiento de decenas de personas y las enfermedades pulmonares graves de centenares por el uso de cigarrillos electrónicos con sustancias químicas prohibidas. Europa ya puso restricciones a los cigarrillos electrónicos que provocaron la salida de Juul de numerosos países, entre ellos España, donde había llegado en 2019.

Juul ha sido acusada de dirigir sus campañas de publicidad a captar nuevos consumidores entre los jóvenes, más que a procurar que quienes fuman se pasen al cigarrillo electrónico. Ha sido objeto de demandas y ha llegado a acuerdos para pagar indemnizaciones multimillonarias. La participación del 35% de Altria, en la que invirtió 12.800 millones de dólares (unos 12.200 millones de euros al cambio actual), estaba valorada en 1.700 millones de dólares a cierre de 2021. Tras esta decisión, su valor es mucho menor.

La decisión del organismo regulador llega en plena ofensiva contra el tabaquismo, considerado la principal causa de muerte evitable en Estados Unidos, con unos 480.000 fallecimientos anuales.

La FDA anunció el mes pasado una propuesta para prohibir el mentol como sabor de los cigarrillos, así como todos los sabores, aparte del propio del tabaco, en los puros. Además, se prepara también para dar un paso más obligando a las compañías tabacaleras a reducir los niveles de nicotina en los cigarrillos que se vendan en el país a niveles mínimos o no adictivos, según una comunicación del Gobierno de esta semana. La regulación, de salir adelante, aún tardaría mucho en ser efectiva. Un intento anterior en el mismo sentido de hace cinco años ya fracasó.

“La acción de hoy es un avance más en el compromiso de la FDA de garantizar que todos los productos de cigarrillos electrónicos y sistemas electrónicos de suministro de nicotina que se comercializan actualmente a los consumidores cumplan con nuestras normas de salud pública”, ha dicho el Comisionado de la FDA, Robert M. Califf en un comunicado. “La agencia ha dedicado recursos significativos para revisar los productos de las empresas que representan la mayor parte del mercado de Estados Unidos. Reconocemos que estos constituyen una parte importante de los productos disponibles y que muchos de ellos han desempeñado un papel desproporcionado en el aumento del vapeo entre los jóvenes.”

Uso individual

Estas órdenes de retirada solo se refieren a la distribución comercial, la importación y la venta al por menor de estos productos, y no restringen la posesión o el uso por parte de los consumidores individuales: la FDA no puede imponer ni impondrá la posesión o el uso por parte de los consumidores individuales de los productos Juul o de cualquier otro producto del tabaco.

La FDA ha determinado que las solicitudes de comercialización no aportaban pruebas suficientes sobre el perfil toxicológico de los productos para demostrar que su venta sería adecuada para la protección de la salud pública. “En particular, algunos de los resultados de los estudios de la empresa suscitaron inquietudes debido a la insuficiencia de datos y a los conflictos existentes (...) que no se han abordado adecuadamente y que impidieron a la FDA completar una evaluación completa del riesgo toxicológico de los productos”, indica el organismo en su comunicado.

“La FDA tiene la tarea de garantizar que los productos de tabaco que se venden en este país cumplan con el estándar establecido por la ley, pero la responsabilidad de demostrar que un producto cumple con esas normas recae en última instancia sobre los hombros de la empresa”, ha señalado Michele Mital, directora en funciones del Centro de Productos de Tabaco de la FDA ,a través de una nota. “Al igual que todos los fabricantes, Juul tuvo la oportunidad de aportar pruebas que demostraran que la comercialización de sus productos cumple con estas normas. Sin embargo, la empresa no proporcionó esas pruebas y, en cambio, nos dejó con importantes interrogantes. Sin los datos necesarios para determinar los riesgos relevantes para la salud, la FDA está emitiendo estas órdenes de denegación de comercialización.”




Sobre la firma

Miguel Jiménez

Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS