La Comisión Europea cierra la compra de 110.000 vacunas de la viruela del mono para los Estados miembros

Todavía no se ha hecho pública la forma en la que se repartirán las dosis adquiridas a la farmacéutica Bavarian Nordic

Una trabajadora de Bavarian Nordic, en un laboratorio de la planta de la compañía en Martinsried (Alemania).
Una trabajadora de Bavarian Nordic, en un laboratorio de la planta de la compañía en Martinsried (Alemania).LUKAS BARTH (REUTERS)

La farmacéutica danesa Bavarian Nordic, única fabricante de vacunas de tercera generación frente a la viruela, ha anunciado este martes la venta de 110.000 dosis a la Comisión Europea para hacer frente al brote de la viruela del mono, detectada en una quincena de países de la UE, con España, Portugal, Alemania y Francia como países más afectados. La compra se canalizará a través de la Autoridad de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias (HERA, por sus siglas en inglés), nacida como respuesta a la pandemia del coronavirus.

La vacuna de Bavarian Nordic, llamada Imvanex en Europa y Jynneos en Estados Unidos, fue inicialmente diseñada para prevenir la viruela tradicional con menos efectos secundarios que las llamadas de segunda generación. El suero, sin embargo, también ha demostrado ser eficaz frente a la del mono en cerca del 85% de los pacientes, aunque este porcentaje está calculado en estudios antiguos y los expertos apuntan a que durante el actual brote, este dato probablemente se vea actualizado.

En Europa, la vacuna no está aprobada frente a la viruela del mono, aunque en el Reino Unido ha sido utilizada incluso en niños en anteriores brotes fuera de indicación, dado su buen perfil de seguridad. En Estados Unidos sí está autorizada para ambos tipos de viruela.

Según la compañía, los envíos de las primeras dosis de la vacuna “empezarán de forma inmediata y se irán completando durante los próximos meses”. “Estamos muy satisfechos de firmar este acuerdo con HERA y que nuestra vacuna contribuya a mejorar la capacidad de la Unión Europea para hacer frente al actual brote de viruela del mono”, ha afirmado el presidente de Bavarian Nordic, Paul Chaplin.

Por el momento no se ha hecho pública la forma en la que se repartirán las dosis adquiridas entre los Estados miembros. España es el país que con más urgencia las necesita ya que, con 400 casos, es el país de la UE más afectado por el brote.

Ante la falta de dosis, el Ministerio de Sanidad y las comunidades acordaron la pasada semana empezar a vacunar mediante la estrategia de anillo a los contactos de mayor riesgo de los casos positivos, como son personas inmunodeprimidas y personal sanitario que haya estado en contacto sin medidas de protección con el enfermo o sus muestras. Cuando aumente el número de unidades disponibles, según discutió la Comisión de Salud Pública, la vacuna será también ofrecida a todos los contactos en los cuatro días posteriores al encuentro de riesgo e incluso, como ya ha hecho Canadá, a las personas consideradas de riesgo de forma preventiva.

Según los estudios disponibles, si una persona expuesta al virus es vacunada en los cuatro días posteriores, se evita el desarrollo de la enfermedad. Si lo hace en los días siguientes, hasta 13, los síntomas desarrollados serán más leves.

Sobre la firma

Oriol Güell

Redactor de temas sanitarios, área a la que ha dedicado la mitad de los más de 20 años que lleva en EL PAÍS. También ha formado parte del equipo de investigación del diario y escribió con Luís Montes el libro ‘El caso Leganés’. Es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS