Sanidad y las comunidades aprueban vacunar a quien haya tenido contacto de riesgo con un caso de viruela del mono en los cuatro días anteriores

La falta de dosis, de las que España solo tiene 200, obliga a priorizar a los inmunodeprimidos y personal sanitario

Un trabajador sanitario prepara la administración a un paciente de la vacuna frente a la viruela del mono, en Montreal (Canadá)
Un trabajador sanitario prepara la administración a un paciente de la vacuna frente a la viruela del mono, en Montreal (Canadá)CHRISTINNE MUSCHI (REUTERS)

La Comisión de Salud Pública ha aprobado este jueves el protocolo de vacunación frente a la viruela del mono para hacer frente al brote de esta enfermedad, que ya afecta a más de 300 personas en España. Ante la falta de disponibilidad de dosis, de las que España solo cuenta con 200, la prioridad serán aquellas personas inmunodeprimidas que hayan tenido un contacto estrecho con un caso positivo. Según la propuesta de los expertos de la Ponencia de Vacunas, también se ofrecerá la vacuna al personal sanitario que haya estado expuesto a un enfermo o manipulado muestras de laboratorio sin equipo de protección individual (EPI).

A petición de la Comunidad de Madrid, también se han incluido como prioritarias a todas aquellas personas que “hayan tenido un contacto de riesgo con un caso positivo en los cuatro días anteriores”, según fuentes sanitarias. Esta posibilidad queda muy condicionada por las escasas dosis disponibles y deberá ser decidida por los técnicos de salud pública. La Comunidad de Madrid, que tiene nueve de cada 10 casos registrados en España, calcula que es necesario vacunar a entre dos y cuatro contactos por caso positivo.

El objetivo de la Comisión es ampliar la medida a todos los contactos estrechos cuando España cuente con más vacunas, para lo que espera de que la Comisión Europea lleve adelante la compra centralizada de dosis de Inmavex de la farmacéutica Bavarian Nordic. Este suero está aprobado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) para la viruela tradicional, aunque también se utiliza fuera de indicación para la del mono, ya que ha demostrado ser eficaz. Estados Unidos sí tiene autorizado el fármaco para ambos tipos de viruela.

La Comisión no ha concretado todavía cómo se llevará a cabo el reparto de vacunas entre las comunidades, algo a lo que ha apremiado Madrid. Lo mismo ocurre con el pequeño número de tratamientos disponibles del antiviral Tecovirimat.

La vacuna Inmavex, cuya eficacia se estima cercana al 85% (aunque este porcentaje está calculado sobre la base de estudios antiguos), evita que una persona expuesta al virus desarrolle la enfermedad si es administrada en los primeros cuatro días. Pasado este plazo de tiempo, y hasta 13 días, no se evita la aparición de síntomas, pero estos son más leves. La incubación del virus de la viruela del mono dura entre seis y 21 días.

La Comisión no recomienda, por ahora, la vacunación a personas que no hayan estado expuestas al virus, aunque según Sanidad “podría recomendarse más adelante en función de la evolución del brote y de la disponibilidad de vacunas”.

El Ministerio de Sanidad ha informado este jueves de nueve casos positivos, hasta 242, según las pruebas realizadas en el Centro Nacional de Microbiología. Estos datos, sin embargo, adolecen de cierto retraso. Madrid ha comunicado hoy que los diagnosticados en la región son ya 275, según las pruebas efectuadas en sus hospitales, mientras el resto de comunidades ha confirmado una cuarentena más de positivos.

Sobre la firma

Oriol Güell

Redactor de temas sanitarios, área a la que ha dedicado la mitad de los más de 20 años que lleva en EL PAÍS. También ha formado parte del equipo de investigación del diario y escribió con Luís Montes el libro ‘El caso Leganés’. Es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS