Hong Kong enfrenta el peor brote de covid-19 desde el inicio de la pandemia

Las autoridades locales han admitido que el sistema sanitario está desbordado y han pedido ayuda al Gobierno de Pekín. A pesar del aumento descontrolado de contagios, la jefa ejecutiva de la región descarta el confinamiento total

Pacientes con síntomas de covid en los alrededores de Centro Médico de Cáritas en Hong Kong, el 15 de febrero de 2022.
Pacientes con síntomas de covid en los alrededores de Centro Médico de Cáritas en Hong Kong, el 15 de febrero de 2022.MIGUEL CANDELA (EFE)

“Rendirse ante el virus no es una opción”. Así de firme se ha mostrado la jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, ante la peor ola de contagios de covid-19 que enfrenta la región semiautónoma desde el inicio de la pandemia. A pesar de que la excolonia británica sigue una política de tolerancia cero contra el coronavirus similar a la de la parte continental de China —bajo la que cualquier atisbo de rebrote se ataja ipso facto—, en las últimas dos semanas las infecciones se han disparado hasta el punto de que las autoridades han admitido que el sistema sanitario se encuentra desbordado. Aunque la propia Lam ha expresado públicamente que su Gobierno está preocupado por la situación, este martes ha descartado un confinamiento masivo.

Si bien a principios de febrero Hong Kong no registraba más de un centenar de enfermos por covid-19, este martes las autoridades informaron de 1.619 nuevos contagios y una cifra récord de 5.400 casos sospechosos (a la espera de confirmación, debido a que los laboratorios no dan abasto para analizar los resultados). El lunes, el enclave de siete millones de habitantes rebasó la barrera de las 2.000 infecciones diarias por primera vez desde el estallido de la crisis sanitaria mundial, de las cuales más de 1.900 fueron por la variante ómicron, según el digital hongkonés South China Morning Post (SCMP). Epidemiólogos estiman que, a este ritmo, para finales de marzo podrían alcanzarse los 28.000 contagios diarios.

“La quinta ola de la pandemia ha propinado un duro golpe a Hong Kong y ha desbordado la capacidad de gestión de la ciudad”, aseveró el domingo en un comunicado Carrie Lam. “La situación es lamentable, el Gobierno está preocupado y lo lamenta”, añadió la jefa ejecutiva de la región, quien todavía no ha confirmado si se presentará a la reelección en los comicios del previstos para el próximo 27 de marzo.

La Autoridad de Hospitales ha alertado que la tasa de ocupación de las plantas covid ha llegado al límite del 90% y que las cifras de contagios entre el personal sanitario no dejan de aumentar. El disparo de los casos durante las celebraciones de la Fiesta de la Primavera en Hong Kong ha provocado que se esté teniendo dificultades para realizar pruebas masivas, rastrear las infecciones y poner en aislamiento a quienes han estado en contacto cercano con enfermos. De acuerdo con estimaciones publicadas por el SCMP, más de 10.000 personas se encuentran a la espera de ser admitidas en hospitales.

Ante los crecientes problemas para controlar el brote en solitario, el sábado una delegación de Hong Kong se reunió con representantes de Pekín en la ciudad meridional de Shenzhen para solicitar ayuda al Gobierno central. Tras la reunión, se acordó el establecimiento de cinco grupos de trabajo con el fin de aumentar las capacidades de rastreo y de pruebas, construir infraestructuras para cuarentenas y para tratar a los enfermos, así como para asegurar la entrega efectiva de suministros médicos, de comida y de productos de primera necesidad.

El Gobierno local ha comunicado este martes que unos 3.000 apartamentos de protección oficial y hasta 10.000 habitaciones de hotel se pondrán a disposición de las autoridades sanitarias para aislar a los enfermos y los posibles positivos. Asimismo, ha informado que se han recibido 100 millones de kits de pruebas rápidas que se distribuirán primero entre las residencias de mayores, donde será obligatorio realizarse una prueba a diario, ya que preocupan especialmente los ancianos que no se han vacunado. Según datos oficiales, el 20% de la población aún no se ha puesto la primera dosis.

Carrie Lam ha hecho hincapié en que su Administración continúa comprometida con la política de “covid cero” y ha afirmado que no planea decretar un confinamiento completo, aunque sí ha dejado abierta la posibilidad de aprobar “confinamientos a nivel de distritos para atajar los focos de contagios”, tal y como se hace en la China continental. Además de ciertas restricciones al ocio, se han suspendido las clases presenciales hasta el 6 de marzo, se han cancelado los eventos masivos y se aconseja el teletrabajo.

Desde el inicio de la pandemia, Hong Kong suma alrededor de 26.000 contagios y menos de 200 muertes. Por su parte, China tan solo ha registrado 107.094 casos y 4.636 fallecidos entre sus 1.410 millones de habitantes. El gigante asiático, que apenas permite entradas desde marzo de 2020, confirmó este martes 80 nuevos positivos, 40 de ellos de transmisión local en las provincias de Liaoning, Jiangsu, Cantón y Guangxi. En el informe diario que emite la Comisión Nacional de Salud no se incluyen las infecciones detectadas dentro de la burbuja de los Olímpicos de Invierno Pekín 2022. El denominado “sistema de circuito cerrado”, en el que se encuentran los atletas y trabajadores del evento, está completamente aislado de la población local y ha permitido que no se produzca un rebrote en la capital del país.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS