_
_
_
_

Sanidad autoriza el uso del fármaco profiláctico Evusheld frente a la covid en mayores de 18 años inmunodeprimidos

Los médicos tendrán que determinar qué casos de pacientes que no responden a las vacunas son candidatos a recibir Evusheld, un medicamento de AstraZeneca

Crisis del coronavirus
Carmen Hernández del Río, con sus padres, en el Centro de Alzheimer de Ponferrada.Javier Casares
Pablo Linde

Las personas inmunodeprimidas pueden ya empezar a recibir en España Evusheld, un fármaco de AstraZeneca que sirve como tratamiento profiláctico que proporciona protección frente a la covid para las personas que no son capaces de desarrollar suficientes defensas frente al coronavirus.

La Comisión de Salud Pública ha descrito este martes a las personas a las que puede ir dirigido este fármaco, del que el Ministerio de Sanidad ya ha adquirido 30.000 dosis. Lo recibirán los mayores de 18 años con inmunosupresión grave que no respondan a la vacunación y aquellos que la tienen contraindicada y que, además, tienen muy alto riesgo de enfermedad grave tras la infección por SARS-CoV-2.

El medicamento ya recibió en diciembre la aprobación de la agencia estadounidense del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) después de que los ensayos clínicos mostraran un 77% de eficacia para prevenir la enfermedad sintomática. En el experimento, que reclutó a más de 5.100 personas, ninguna de las que recibieron Evusheld desarrollaron la enfermedad grave ni hubo entre ellos fallecimientos.

Aunque la Agencia Europea del Medicamento todavía no ha dado la aprobación definitiva a Evusheld, se encuentra en fase de revisión permanente y los Estados miembros pueden utilizarla para lo que se denomina uso compasivo, que habilita la posibilidad de usar fármacos antes de este proceso. Los médicos tendrán que evaluar, uno por uno, los casos de personas inmunosuprimidas —frecuentemente trasplantadas de órganos sólidos o personas tratadas por neoplasias hematológicas con medicamentos que inhiben su capacidad de generar inmunidad frente al antígeno inyectado con las vacunas— para comprobar si son candidatas a este fármaco.

Además, los miembros de la CSP han incluido la aplicación de la vacuna Novaxovid (Novavax) para personas que no se han podido vacunar o que han recibido vacunación incompleta por alergias a alguno de los componentes de las hasta ahora disponibles o por otras indicaciones médicas.

Evusheld es, hoy por hoy, el único medicamento que consigue una profilaxis preexposición, una necesidad médica no cubierta entre pacientes inmunocomprometidos. Se trata de una combinación de dos anticuerpos monoclonales que sirve de protección en las personas que no pueden recibir las vacunas o en las que estas no producen el efecto deseado. El fármaco se aplica en dos inyecciones y sus efectos duran seis meses.

A la espera de comprobar hasta qué punto se replican estos medicamentos en la vida real, María del Mar Tomás, portavoz de la Sociedad Española de Microbiología, los recibe como una “buena noticia”. “Puede ser una buena herramienta para bajar la mortalidad, que ahora se produce sobre todo en personas muy vulnerables que no han sido capaces de desarrollar inmunidad contra el coronavirus”, asegura.

El nuevo fármaco de AstraZeneca viene a “enriquecer el arsenal terapéutico frente a la covid”, en palabras de Gorka Orive, investigador de la Universidad del País Vasco. “Tenemos una tasa de vacunación muy buena, pero siempre va a haber enfermedad y vamos a tener un grupo de personas a las que las vacunas no les sirven y son aquellos de mayor riesgo para los cuales este medicamento va a ser muy útil”, señala.

En esta misma línea se manifiesta José Jiménez, investigador de coronavirus y otros virus emergentes en el Departamento de Enfermedades Infecciosas del King’s College de Londres: “Contar con nuevos medicamentos contra la covid-19 siempre es una buena noticia, sobre todo en personas especialmente vulnerables al virus, como pueden ser los pacientes inmunocomprometidos”.

La Comisión de Salud Pública también ha aprobado la undécima actualización de la Estrategia de vacunación frente a la covid, añadiendo las decisiones que se habían adoptado en las últimas semanas, como el intervalo de cinco meses para la dosis de refuerzo en las personas que se hayan infectado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Pablo Linde
Escribe en EL PAÍS desde 2007 y está especializado en temas sanitarios y de salud. Ha cubierto la pandemia del coronavirus, escrito dos libros y ganado algunos premios en su área. Antes se dedicó varios años al periodismo local en Andalucía.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_