La incidencia de la covid se dispara casi 100 puntos desde el viernes y supera los 600 casos por 100.000 habitantes

Sanidad calcula que el 47% de las muestras secuenciadas en España ya son de la variante ómicron

Colas para someterse a una prueba diagnóstica de la covid en un centro privado de Barcelona.
Colas para someterse a una prueba diagnóstica de la covid en un centro privado de Barcelona.David Zorrakino (Europa Press)

La sexta ola coge carrerilla a las puertas de la Navidad. En apenas un fin de semana, la incidencia de casos de covid ha dado un salto de casi 100 puntos y ha alcanzado este lunes los 609 contagios por 100.000 habitantes. Esto es, un 60% más que la semana anterior y una incidencia que no se registraba desde principios de agosto. A cuatro días de la Nochebuena, los indicadores epidemiológicos consolidan a España en una situación de riesgo muy alto de transmisión de covid, según el semáforo de indicadores de alerta del Ministerio de Sanidad. Y tampoco acompaña la situación hospitalaria: crece la presión asistencial y ya hay 7.501 personas con covid ingresadas, 1.442 en cuidados intensivos (UCI). Ante la explosión de contagios, el Gobierno ha convocado la Conferencia de Presidentes autonómicos este miércoles para “evaluar” nuevas acciones, aunque Cataluña ya se ha adelantado y anunció el lunes que quiere imponer un toque de queda, limitación de reuniones y el cierre del ocio nocturno desde el viernes.

Una especie de tormenta perfecta alienta los contagios, explican los expertos. Por un lado, las escasas restricciones sociales en la calle —apenas la mascarilla obligatoria en interiores y, en algunas comunidades, el pasaporte covid para acceder a determinados espacios—, sumado al aumento de la interacción social y la movilidad de los últimos festivos y el auge de la variante ómicron, más contagiosa, son el caldo de cultivo perfecto para la expansión del virus. Según el último informe del Ministerio de Sanidad, la ómicron, que los expertos consideran más transmisible, ya ha ganado terreno a la delta y, “con datos preliminares y poco representativos a nivel nacional”, avisa el informe, en la semana del 6 al 12 de diciembre, este nuevo linaje del virus ya suponía el 47% de las muestras secuenciadas (125 muestras aleatorias de seis comunidades).

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante una rueda de prensa.Foto: DENIS BALIBOUSE (REUTERS) | Vídeo: EFE

Alberto Infante, profesor emérito de Salud Internacional de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III, avisa de que se acercan semanas complicadas: “Hace tres semanas ya dijimos que las Navidades serían amargas y enero muy malo. Es triste tener razón”, lamenta. La atención primaria ya acusa una fuerte sobrecarga asistencial y los hospitales, aunque no están al nivel de ocupación de otros momentos de 2021, siguen con la presión de actividad al alza: los ingresos han crecido un 18% en la última semana y este lunes también había 1.442 personas en estado crítico por covid, casi un 24% más que hace una semana. De media, en España, más del 15% de las plazas de UCI están ocupadas por pacientes con covid, pero esta cifra de ocupación se dispara en el caso de Cataluña, que roza el 30%. La directora del Servicio Catalán de la Salud, Gemma Craywinckel, advirtió el lunes de que los hospitales catalanes ya están aplazando o suspendiendo actividad quirúrgica no urgente a causa del ascenso de los contagios y la presión asistencial por covid.

También sigue al alza la positividad de las pruebas diagnósticas, que ya se sitúa por encima del 13%, un umbral muy superior al 5% que recomiendan las autoridades sanitarias para mantener a raya la transmisión. En la última semana, la velocidad de transmisión del virus (la Rt, que mide a cuántas personas contagia de media un positivo) también estaba en 1,12, de media en España, también por encima de lo que recomiendan los expertos para controlar el virus (menos de 1).

En un contexto de contagios en aumento y presión asistencial creciente, el Gobierno ha anunciado que se reunirá con los presidentes autonómicos para evaluar eventuales medidas de cara a las próximas semanas. Por ahora, ninguna comunidad se había atrevido a mover ficha más allá de implementar el pasaporte covid, pero el lunes, Cataluña, la comunidad más castigada por el virus y con los peores indicadores de presión asistencial, anunció que quiere aplicar el toque de queda desde una de la madrugada a las seis, limitar las reuniones sociales a un máximo de 10 personas y cerrar el ocio nocturno a partir del viernes, día de Nochebuena. Las medidas, eso sí, tendrán que contar con el aval de la justicia. El Govern también ha anunciado que ante los contagios “desbordados”, quiere reducir al 50% los aforos de la restauración, y al 70% en los ámbitos deportivos y culturales.

Sobre la firma

Jessica Mouzo

Jessica Mouzo es redactora de sanidad en EL PAÍS. Es licenciada en Periodismo por la Universidade de Santiago de Compostela y Máster de Periodismo BCN-NY de la Universitat de Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS