La crisis del coronavirus

Castilla y León cierra el interior de la hostelería en cinco capitales de provincia y otros 16 municipios

La restricción entra en vigor este martes en Valladolid, Burgos, Palencia, Segovia y Soria al superar los 150 casos de coronavirus por 100.000 habitantes

Interior de un establecimiento de hostelería en Valladolid, el 8 de marzo.
Interior de un establecimiento de hostelería en Valladolid, el 8 de marzo.Claudia Alba

La Junta de Castilla y León ha acordado el cierre del interior de la hostelería en las ciudades de Valladolid, Burgos, Palencia, Segovia y Soria y otros 16 municipios a causa de su alta incidencia en coronavirus. El parámetro recomendado por el Ministerio de Sanidad para aplicar esta restricción es que se rebase una incidencia acumulada de 150 casos por 100.000 habitantes en 14 días. La comunidad ha estado apenas un mes con todo el sector abierto, después de que se autorizara a servir en interiores de bares y restaurantes a principios de marzo, con solo un tercio de su aforo.

Más información

El Gobierno autonómico también cierra las casas de apuestas. Los gimnasios y los centros comerciales, en cambio, mantienen sus limitaciones de afluencia, pero siguen abiertos. Las órdenes se publicarán este lunes en el Boletín Oficial de Castilla y León y entrarán en vigor este martes, durante, al menos, dos semanas. Las medidas las ha anunciado el vicepresidente de la Junta y portavoz autonómico, Francisco Igea, junto a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, después del Consejo de Gobierno extraordinario de este lunes, día en que se revisa la situación epidemiológica y se acuerdan posibles intervenciones para endurecer o relajar las medidas.

Las otras localidades donde se cerrará el interior de la hostelería y las casas de juego son Tudela de Duero (Valladolid); El Espinar y Riaza (Segovia); Briviesca, Miranda de Ebro y Medina de Pomar (Burgos); El Burgo de Osma (Soria); Aguilar de Campoo, Venta de Baños y Villamuriel de Cerrato (Palencia); Villablino y La Pola de Gordón (León); Carbajosa de la Sagrada, Santa Marta de Tormes, y Villamayor (Salamanca). La Junta no incluye a poblaciones de menos de 5.000 habitantes porque su incidencia acumulada puede multiplicarse a raíz de los positivos relacionados con un solo brote. Solo las provincias de Zamora y de Ávila carecen de núcleos donde haya que tomar la medida.

Igea ha valorado que, a partir de los indicadores de movilidad, no ha habido tanta interacción social dentro de la comunidad como en Navidad: “Creemos que la gente ha aprendido lo importante que son las medidas”. El vicepresidente ha insistido en que el cierre perimetral de Castilla y León continuará al menos hasta que concluya el estado de alarma en España, decretado hasta el 8 de mayo.

Por su parte, Casado ha reiterado que el ámbito del ocio contribuye a la multiplicación de los contagios: “El contagio aumenta en lugares en los que se incrementa el contacto social, especialmente si no se usa la mascarilla de manera continuada”. La consejera ha justificado el que no se hayan tomado medidas antes, pese al aumento de los casos en los últimos días, en que “es difícil porque hay que tener en cuenta muchas cosas” antes de la intervención de la Junta.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50