Biden anuncia que EE UU tendrá suficientes vacunas para todos los adultos a finales de mayo

La farmacéutica Merck ayudará a su rival Johnson & Johnson a producir la vacuna contra la covid-19

Las primeras dosis de la vacuna de Johnson & Johnson preparadas para su distribución, en un centro logístico de Shepherdsville (Estados Unidos), ayer.
Las primeras dosis de la vacuna de Johnson & Johnson preparadas para su distribución, en un centro logístico de Shepherdsville (Estados Unidos), ayer.Timothy D. Easley (AP)

La farmacéutica Merck ayudará a su rival Johnson & Johnson a producir su vacuna contra el coronavirus tras un histórico acuerdo que tiene como objetivo acelerar la expansión del suministro. El presidente Joe Biden anunció esta tarde la colaboración mediada por la Casa Blanca. El demócrata también aseguró que Estados Unidos va en camino de tener las suficientes vacunas para todos los adultos para finales de mayo, dos meses antes de lo que estaba previsto. Para acelerar el proceso de producción el mandatario invocará una ley de producción de defensa, pensada para tiempos de guerra.

“Este es un tiempo de medidas de guerra”, sostuvo Biden para anunciar el acuerdo entre Merck y J&J. “Un tiempo de colaboración que vimos en la Segunda Guerra Mundial”, destacó. El acuerdo llega después de que J&J lidiara con problemas de producción; solo había fabricado 3,9 millones de dosis antes de recibir este sábado la autorización de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés). Se espera que la ayuda de Merck, uno de los fabricantes de vacunas más grandes del mundo, permita que J&J cumpla con su compromiso de entregar 100 millones de dosis para finales de junio e incluso superar esa previsión.

El Pentágono se encargará de facilitar la logística ―la compra de maquinaria, bolsas, tubos y sistemas de filtración— para aumentar la producción de la vacuna monodosis de Johnson & Johnson, explicó Biden. Horas antes de la comparecencia, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, sostuvo que el acuerdo “histórico” contempla que Merck, que no ha logrado desarrollar su propio fármaco contra el coronavirus, apoye en la parte final de sellado, así como en la producción de la vacuna, prevista para iniciarse en junio. Merck dispondrá dos de sus instalaciones para acelerar el proceso. La planta destinada a la producción tiene el potencial de prácticamente duplicar lo que Johnson & Johnson podría hacer por sí solo, dijeron las autoridades citadas por The Washington Post.

Cuando los congresistas le preguntaron la semana pasada por los retrasos al vicepresidente de J&J, Richard Nettles, este respondió en el Capitolio que la empresa se había enfrentado a “desafíos importantes” debido a su proceso de fabricación “altamente complejo”. La vacuna de Johnson & Johnson, a diferencia de las otras dos aprobadas en EE UU (Pfizer y la de Moderna), requiere un solo pinchazo para inmunizar y su eficacia es de un 85%, según una información difundida esta semana por la FDA, el organismo encargado de la autorización de los fármacos.

La Casa Blanca anunció este martes que Johnson & Johnson distribuirá inmediatamente cerca de 4 millones de dosis de su vacuna y esto permitirá aumentar las entregas de dosis a los Estados a unas 15,2 millones semanales. Con los potenciales 100 millones de dosis que distribuirá la farmacéutica hasta junio, sumadas a los 600 millones de dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna comprometidas para finales de julio, a mitad del verano habría el número de vacunas suficientes para inmunizar a todos los estadounidenses que lo deseen.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Sobre la firma

Antonia Laborde

Periodista en Chile desde 2022, antes estuvo en la oficina de Washington. Ha trabajado en Telemundo (España), en el periódico económico Pulso (Chile) y en el medio online El Definido (Chile). Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS