Detectado en Barcelona un caso de la variante sudafricana en una persona sin relación con el país

La Generalitat investiga si ya existe transmisión local del virus en la capital catalana

Una sanitaria realiza un test PCR a una paciente en un centro de atención primaria en Barcelona, a finales de enero.
Una sanitaria realiza un test PCR a una paciente en un centro de atención primaria en Barcelona, a finales de enero.Albert Garcia (EL PAÍS)

La Generalitat de Cataluña ha detectado un caso de la variante sudafricana del coronavirus sin que por el momento haya encontrado relación entre el paciente y ese país, según ha avanzado el secretario de salud pública del Gobierno catalán, Josep Maria Argimon. El caso ha sido detectado en una muestra analizada de forma aleatoria entre todos los positivos diagnosticados en Cataluña.

La Generalitat investiga ahora si se trata solo de la punta del iceberg y la variante descubierta en Sudáfrica, considerada más contagiosa, ya circula de forma comunitaria por la capital catalana. “Es un caso que acabamos de detectar en Barcelona y sobre el que estamos iniciando las investigaciones epidemiológicas”, ha ratificado el jefe del servicio de microbiología del hospital Vall d’Hebron, Tomàs Pumarola.

Este es el segundo caso diagnosticado en España de la llamada variante sudafricana. El primero lo fue hace casi un mes en Vigo, aunque en esa ocasión sí se pudo establecer un vínculo epidemiológico, al tratarse de un empleado del sector naval de 30 años que había viajado a Sudáfrica.

La irrupción de las nuevas variantes del coronavirus se ha convertido en una de las mayores preocupaciones de las autoridades europeas después de que la explosión de casos causada en el Reino Unido por la descubierta en ese país llevara a los hospitales a una situación límite.

Los análisis conocidos hasta la fecha en España revelan que el peso de la variante británica era mínimo (por debajo del 1%) a finales de 2020, según varias fuentes hospitalarias. Desde entonces, sin embargo, ha experimentado una rápida propagación y ya supone más de uno de cada cuatro nuevos casos en Cantabria o zonas de Madrid. Por ahora, no hay evidencias de que las nuevas variantes causen cuadros clínicos de mayor gravedad que las dominantes hasta el momento en España.

Pumarola ha destacado, en este sentido, que si la descubierta en el Reino Unido ha demostrado ser más transmisible que la actual —el Ministerio de Sanidad espera que en un mes o mes y medio ya sea la dominante en España—, la sudafricana lo es aún más: “Se está introduciendo con mucha fuerza allí donde ya estaba la británica, lo que indica que tiene una eficacia para adaptarse superior”, ha afirmado.

Además de las descubiertas en Sudáfrica y el Reino Unido, hay una tercera variante considerada peligrosa, que es la que se está expandiendo por Brasil, de la que hasta ahora no se han detectado casos en España. Esto es lo que llevó al Gobierno de España a decidir este martes restringir los vuelos procedentes de Sudáfrica y Brasil.

De las nuevas variantes preocupa que, al ser más transmisibles, incrementen la presión sobre los hospitales al causar un aumento generalizado del total de contagios. Pero también existe el temor a que puedan provocar cuadros clínicos más graves (lo que por ahora no ha quedado demostrado) o reducir la protección que ofrecen las vacunas, algo que hasta el momento no ha ocurrido.

Que no hayan sido detectadas antes no quiere decir que estas nuevas variantes no hayan empezado a circular por España. La forma de descubrirlo es hacer secuenciaciones genéticas a las muestras del virus de casos positivos, un proceso que hasta ahora es lento —puede tardar hasta dos semanas— y se hace en un número muy reducido de casos, menos del 1%. En países como el Reino Unido este porcentaje se acerca al 10%.

Sanidad y las comunidades acordaron la semana pasada aumentar el número de muestras analizadas con una nueva estrategia que prevé llegar primero al 1% de muestras secuenciadas, subir al 2% cuando esté alcanzado este objetivo y tratar de llegar al 5% mínimo que establece la Comisión Europea. Secuenciar muestras aleatorias, como ha sido el caso en Barcelona, es la mejor vía para detectar la presencia de las nuevas variantes mientras no se incremente la capacidad del sistema sanitario para realizar este tipo de análisis.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS